El lugar donde viejos roleros se reunen: Bienvenido al sitio de las leyendas.
 
ÍndiceÍndice  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  
Dobles Doblado anuncia su retiro como modisto: "La fama me agobia"
LIBROS: "Crow": Luca Abazzia anuncia su nuevo spin-off, "En el ojo de la tormenta". Nos cuenta la historia Mireia, Ashtar y Glover en su lucha contra el inframundo. El escritor dio detalles sobre las tres guerras mágicas y reveló que pronto saldrá a la luz el desenlace de la historia entre Ashtar y Mireia.
Rolera desaparecida. Aún no hay datos sobre la rolera española Anies. Se sospecha que escapó de su casa por propia voluntad.
MANGA: Hay rumores sobre Heroes y Villanos ll. Entrevista en exclusiva con la autora, Alice Arthagon.
"Consuelo", el musical que conquisto los corazones de todos da por finalizada su gira.
LIBROS: Malas noticias para los fanáticos de "Maid Latte". Su publicación será retrasada indefinidamente.
Los números de Riujano Go caen. El juego que sorprendio a todos comienza a aburrir a los jugadores en menos de un mes.
CINE: Se acerca el lanzamiento de "Thunder Storm" y "Runners" de la mano de La Wea Entertainment.
El afamado escritor Luca Abazzia confirmó que se encuentra trabajando en dos nuevas historias. Aún no hay detalles.
SERIES: Llega la primer serie dirigida por Alice Arthagon. No hay titulo oficial, pero la misma directora reveló que será una historia llena de amistad y misterios.
Conectarse
Nombre de Usuario:
Contraseña:
Entrar automáticamente en cada visita: 
:: Recuperar mi contraseña
Buscar
 
 

Resultados por:
 
Rechercher Búsqueda avanzada
Últimos temas
» Thunder storn ROL
Sáb Jul 08, 2017 4:07 pm por Dobiwoman

» Historias de una luna carmesì (PV Tomatou)
Dom Abr 16, 2017 2:22 am por Tomatoide

» Donde la vida nos lleve (inscripción y dudas)
Jue Abr 06, 2017 9:49 pm por Riuji

» Runners (inscripciones y dudas)
Dom Abr 02, 2017 5:25 pm por Riuji

» El día que el Cuervo de Luz dejó de brillar [PVT w/Ashtar]
Miér Mar 15, 2017 7:25 pm por Riuji

» The Tower of the Seven Sins
Mar Mar 07, 2017 12:06 am por Riuji

» Thunder storm (Inscripciones y dudas)
Miér Ene 25, 2017 1:44 am por Alice Arthagon

»  La diplomacia no siempre es la solución
Dom Ene 22, 2017 12:00 am por Riuji

» Memorias de Invierno ROL
Dom Ene 08, 2017 3:23 pm por Alice Arthagon

Mejores posteadores
Riuji
 
Alice Arthagon
 
Zeruko
 
Anies
 
Kalijo
 
Lord Dobles
 
Dobiwoman
 
Tomatoide
 
Ghiz
 
Dracyo2
 
Los posteadores más activos de la semana
Los posteadores más activos del mes
Miembros que empiezan más temas
Riuji
 
Alice Arthagon
 
Zeruko
 
Dobiwoman
 
Dracyo2
 
Kalijo
 
Tomatoide
 
Anies
 
Ghiz
 
Valanar
 
Argumentos más vistos
Ángeles y demonios
Escuela de sangre
Academia de Magia
Academia de magia: El despertar.
Datos: La caza de los corazones.
Academia de Magia
La leyenda de los mares
La nueva era élite
Maid Latte♥~!
Escuela de sangre

Comparte | 
 

 En el ojo de la tormenta

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10  Siguiente
AutorMensaje
Dobiwoman
Mod
Mod
avatar

Mensajes : 658
Fecha de inscripción : 28/06/2014
Edad : 20
Localización : En la concha de tu madre

MensajeTema: Re: En el ojo de la tormenta   Sáb Feb 14, 2015 12:34 am

Los últimos refuerzos por fin llegaban a Valenhall. A la cabeza iban las milicias etheithas mezcladas con miembros de la casa Alarion y enanos de Forjarraz, liderador por Baldur. Detras de ellos iba la gran legion de mercenarios humanos y orcos montados en bedouen, animales veloces, resistentes a las temperaturas extremas pero son más caros que los caballos. Jastor Gallywix, el comprador de los 30.000 mercenarios, se movilizaba a traves de un carruaje tirado por tres bedouen y acompañado por su fiel guardespalda, Thoma Banefort. A la par de ellos, la gobernadora de Ventalia y emperatriz de Gristol, Elizabeth Kaldwin se dirigía al cuartel general con sus 36.000 soldados ventalianos y sureños. Ya juntos todos las facciones, los lideres de cada ejército se reunió en una sala privada y se sentaron en una mesa redonda de un metro y medio de diametro. Cada lider era acompañado por un solo guardespalda, la sala fue hechizada para evitar que se filtre información y Galerion creó un mapa de Valenhall en el centro de la mesa.   

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Darius miro a los ojos a Asthar, con una sonrisa un poco macabra

- Quiero que te enfrentes a tu mayor miedo, tu prisión de carne y hueso tiene muchos defecto, entre ellos, el miedo.  

Hizó aparecer en una de sus manos una vasija de arcilla con rara inscripciones a los lados.

- ¿Conoces a Fyravath, señor del miedo y las pesadillas?  Digamos que he conseguido un pequeño regalo de él.

Arrojó la vasija al piso y liberó a un ente maligno. Era una sombra de Fyravath, un poderoso espectro oscuro que hace realidad los mayores temores de sus victimas. Se alimentan y se originan del miedo ajeno. En este caso, la sombra de Fyravath se transformó en una versión tenebrosa de Malthreus, el padre de Asthar. En esta forma, el espectro comenzó a lanzarle maleficios y encantamientos con intenciones de debilitarlo.  

_________________
Soy tu zorrita bien ardiente papi


Última edición por Dobiwoman el Dom Feb 22, 2015 2:19 am, editado 2 veces
Volver arriba Ir abajo
Riuji
Admin
Admin
avatar

Mensajes : 5281
Fecha de inscripción : 18/09/2012
Edad : 19
Localización : La isla de la Tortuga

MensajeTema: Re: En el ojo de la tormenta   Sáb Feb 14, 2015 12:59 am

Había dejado en claro que no quería ningún guardaespaldas, pero Elrohir no me dejó un segundo sola. Entramos en la reunión, y supuse que debía ser la primera en hablar. Cabe recalcar que fui la última en llegar.

- Bueno, supongo que están todos bastante... ansiosos por comenzar esta reunión. En cuestión de números tengo entendido estar en una desventaja en una proporción de 3/4, aproximadamente, por lo que deberemos gestionar muy bien nuestras tropas y realizar nuestros planes y estrategias sin margen de error: un solo hombre que falle en su labor y todo esto será en vano. Hace varios días estoy aquí, me mantuve bastante aislada de lo que sucede en el exterior. ¿Cuáles son las noticias en la Capital?
Volver arriba Ir abajo
http://heroesdelroleo.foroargentina.net
Tomatoide
Rolero experimentado
Rolero experimentado
avatar

Mensajes : 582
Fecha de inscripción : 28/06/2014
Edad : 17
Localización : In llur jart

MensajeTema: Re: En el ojo de la tormenta   Sáb Feb 14, 2015 1:26 am

Mi mirada por un momento se vio reflejada en mucho temor, mi padre, el siempre a sido mas poderoso que yo, siempre sabia que hacer cuando yo no, el siempre hacia lo que yo no podia hacer, y ahora estamos de lados separados, padre...
Pero, aun asi... aunque seamos enemigos... tu muerte me hara mas fuerte, y no moriras en vano padre... no lo permitire.
Al inicio, solo pasaba evadiendo los ataques magicos sin contra-atacarlo, dando de salto en salto, gracias al miedo uno que otro ataque logro rozarme la piel, haciendo que esta aunque fuera un simple rasguño sangrara muy rapido, al parecer ya entiendo el ataque...
Pero no funcionara conmigo.
-Te matare.
Dije mientras solo evadiendo y ahora bloqueando ataques corria hacia el, y antes de estar a dos metros de el, di un salto para saltar sobre el, y cuando cayera inmediatamente saldrian de mi espalda dos cuchillas color roja sangre, que empezarian a atacar sin piedad, destrozandole la piel a mi padre, y si fallan, sacaria otrs cuatro mas, no debo de dejarle oportunidad de contra-atacar.
Por si eso falla, empezaria a lanzarle una lluvia de cristales sin parar, debo de eliminarlo, es por un bien mayor, es... es...
Volver arriba Ir abajo
Dobiwoman
Mod
Mod
avatar

Mensajes : 658
Fecha de inscripción : 28/06/2014
Edad : 20
Localización : En la concha de tu madre

MensajeTema: Re: En el ojo de la tormenta   Sáb Feb 14, 2015 2:07 am

La sombra de Fyravath fue derrotada con exito. Su cuerpo se volatilizó en un humo negro que fue absorbido por Asthar a traves de las fosas nasales. La semilla de Sithis dentro de su cuerpo creció notablemente. Asthar experimentaba una sensación que nunca experimento antes, un placentero ardor intenso en la altura del corazón. La presión sanguinea iba a tope y su musculatura incrementó un poco. Un fuego rojizo e incandecente rodeaba las manos del mago negro. Las llamas no le hacía daño, como si fuese un piromantico. Darius estaba muy feliz, se lo notaba a simple vista.  

- ¿Lo ves? Venciste al miedo y él te recompenso, Asthar. Mireia, Glover, Elrohir, nadie de ellos te dejaba crecer...solo yo puedo sacar todo tu potencial que llevas dentro.

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Mientras Mireia hablabla, gran parte de los lideres miraban con asombro y desconfianza a Lord Gallywix. Los Gallywix no eran exactamente famosos por ser lealesy honestos, su ambición por el oro, su monopolio en el trafico de Skoova y su poderoso dominio mercantil perjudicó a casi todas las personas de la sala, sobre todo a Elizabeth Kaldwin, que perdió a su marido, Bjorn Jorrvaskr, también conocido como el Oso de Ventalia, por un saqueo efectuado por corsarios de Jastor decadas atrás. Desde ese momento, Elizabeth tiene mucho rencor hacia el anciano de Serkonos.

- Yo no sé nada sobre la Capital. Vine a Valenhall porque le debía un favor a una vieja amiga, eso es todo. Bueno, también vine porque no quiero que todos mis compradores de Nártidan sean esclavizados por Sithis  - Dijo Lord Gallywix con cierta picardia-

- La Capital esta relativamente bien. Todos los miembros de la Realeza estan en el Palacio Real, protegidos por veinte archimagos del Kirin Tor y cientos de encantamientos protectores. El Comandante Supremo del Ejército Real con las tropas sobrantes mantiene a raya a los pelotones de no-muertos que intentan entrar en la ciudad...pero cuando más tiempo pasa, más les cuesta hacerlos retroceder.

- ¿A Quién le importa lo que sucede en la Capital? Necesitamos enfocarnos en lo que va a pasar en Valenhall, señores- Dijo Elizabhet con mucho énfasis- Primero y lo principal tenemos que saber cuantos soldados tenemos en total. Traje 36.000 unidades, 16.000 son del Sur y 20.000 pertenecen al Ejército Ventaliano.


- Yo tengo 30.000 soldados de alquiler. 15.000 humanos, 15.000 orcos de Kaer Maga.

- Yo tendre unos....¿40.000, 45.000? Nunca he hecho un recuento de unidades. Yo soy un archimago, no un coronel.

_________________
Soy tu zorrita bien ardiente papi
Volver arriba Ir abajo
Riuji
Admin
Admin
avatar

Mensajes : 5281
Fecha de inscripción : 18/09/2012
Edad : 19
Localización : La isla de la Tortuga

MensajeTema: Re: En el ojo de la tormenta   Sáb Feb 14, 2015 2:19 am

Aerandil dijo que sus tropas contaban con 200.000 hombres, mientras que yo, sumando mis hombres, hice las cuentas pertinentes. Había notado como miraban a Lord Gallywix, por lo que decidí llamar la atención.

- Antes que nada, Lord Gallywix, agradezco que haya venido desde tan lejos. Es necesaria la ayuda de todos. A usted también, Lady Kaldwin, sobre todo por haber refugiado a nuestros civiles, pero no olvide que si la capital cae estaremos Nártidan estará en problemas luego de ganar, por que es lo que pienso hacer, esta guerra. Permítame preocuparme por mi reino. Y supongamos un número intermedio entre esas cifras, Galerion. Sus tropas, sumadas, dan un total de 109.000 hombres. Los elfos son 200.000 y los soldados a mi mando ascienden a 250.000.000. En total contamos con más de 250.300.000 hombres. Tenía en mi cabeza ser al menos 300.000.000, deberemos arreglarlos con lo que tenemos.

Suspiré y, mirando el mapa de la ciudad, comenté mi idea.

- Teniendo en cuenta que nuestras bajas se convertirán en tropas enemigas, sugiero algo. Es macabro, si, pero necesario. Acelerar el proceso de putrefacción de los cuerpos nos quitaría un problema de encima, los nigromantes podrían encargarse. Es algo anti natural y no me gusta, pero lo veo factible.
Volver arriba Ir abajo
http://heroesdelroleo.foroargentina.net
Tomatoide
Rolero experimentado
Rolero experimentado
avatar

Mensajes : 582
Fecha de inscripción : 28/06/2014
Edad : 17
Localización : In llur jart

MensajeTema: Re: En el ojo de la tormenta   Sáb Feb 14, 2015 2:42 pm

Miraba con intriga a todos, seriamente, este no es momento para estarse preocupando por otras cosas, asi que dije claramente:
-Este no es momento para preocuparse sobre otros lugares, mas bien es momento de preocuparnos sobre lo que sucedera aqui como dice la señora Elizabeth Kaldwin, ¿de que sirve preocuparnos sobre las otras partes de el mundo? si este lugar cae, creo que ya saben lo que pasara.
Dije y di un suspiro, cuando observe a los demas y dije:
-Junto con los soldados Etheitas somos 40.000, y junto a las fuerzas Enanas somos 4.000, no son muchos pero los Enanos son mas fuertes de lo que uno podria pensar a veces.
Dije con una sonrisa para mirar a Mireia, y decirle:
-¿Y tu a que te refieres con eso de "acelerar el proceso de descomposicion"? ya sabes que una vez que un aliado muera, el no revivira en el mismo cuerpo, su alma ira directamente al inframundo y luego vendra a matarnos, preocuparnos por los cuerpos puede ser algo inutil, aun asi, nuestros mejore soldados en este momento son los Magos Blancos y Negros, pero mas que nada tengo un plan, los Magos Blancos seran un objetivo primordial de los enemigos, por eso los Magos Negros deberian protegerlos al igual que las demas tropas, nuestra mayor fuerza en contra de ellos son los Magos Blancos, solo eso.
Dije, mientras di un suspiro, vaya vaya...
---------------------
Otra vez... este sentido de ardor en mi pecho... se siente extremadamente bien a la vez que duele... senti como mi cuerpo sufrio cambios, pero este los soporto, ventajas de tener un buen sistema inmunologico magico, je, jeje... jejejeje...
Miraba mis manos, estaban en llamas, pero estas no me afectaban, mi mirada poco a poco se hacia mas oscura y a la vez brillante, como si fueran los de un demonio, aun asi...
Mire a Darius con una sonrisa, y le dije:
-Era esto eh... fue facil, aun asi, mis poderes... Darius, ¿hay algo mas que debas mostrarme?
Volver arriba Ir abajo
Dobiwoman
Mod
Mod
avatar

Mensajes : 658
Fecha de inscripción : 28/06/2014
Edad : 20
Localización : En la concha de tu madre

MensajeTema: Re: En el ojo de la tormenta   Sáb Feb 14, 2015 5:04 pm

Usando magia, Darius arrasó con toda la maleza de su alrededor, creando así una explanada pantanosa. De esta manera veía como se aproxima un grupo de miembros de la Mano Negra con sus respectivas túnicas negras y el simbolo de la organización. Cuando llegaron hasta los dos magos, todos se inclinaron ante el no-muerto debido a su rango superior. El más viejo del grupo miró a Asthar con curiosidad.  

- No lleva la vestimenta de la Mano Negra, no lo conozco de ningun lugar...¿Es un protegido de Sithis o un prisionero de guerra, Darius?

- Es obvio que Sithis lo acepto en nuestra legión. Solo tienes que sentir la semilla que pusó en su alma y veras que es un hermano nuestro


Sin ninguna objeción, los agentes de la Mano Negra entraron al refugio subterraneo para descansar y discutir sobre la guerra. El joven Alarion y el resucitado Brennian también ingresan al bunker

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

- Proteger a nuestros magos blancos y negros para que inutilicen y purifquen a los caidos es una buena táctica, pero provocara huecos en nuestra formación que el enemigo también aprovechara. Además no solo tenemos que preocuparnos de nuestros propios hombres, sino también de los orcos y los elfos oscuros.

- Mis orcos son más fuertes, más inteligentes que esos fangosos comesapos de Gro-Igron, de eso me puedo encargar yo. Los elfos de Cohal pueden contrarrestar los ataques de las unidades de Faerún ¿O no?

- Otro problema que tenemos son los dragones enemigos. El Devorador de Mundos ha vuelto entre los muertos y  Sahloknir, el necrotico dragon de Arkay, creo que también esta al servicio de Sithis. Ambos son protodragones, descendidos directamente de Ragnaros.  


- ¿Es cierto eso, los mismisimos Alduin y Sahloknir, la Muerte Alada y el Guardian del Inframundo juntos?- Lord Gallywix no tenía ni la menor idea de que iba enfrentar a bestias escupefuegos. Luchar contra dos protodragones no lo entusiasmaba mucho-

- Sí, es verdad. Los oraculos del Kirin Tor los vieron entre las filas enemigas.

- El Kirin Tor se ha equivado miles de veces con sus predicciones. Son un grupito de viejos hechiceros que anhelan tener de nuevo sus epocas de gloria


- ¿Lord Gallywix, usted esta dudando la efectividad de la organización más antigua del mundo, constituida por los mejores archimagos de cada región del mundo?

- No le haga caso a Jastor, Archimago Galerion. No piensa lo que dice por su grave alcoholismo y adicción al Skoova.

- Repite lo que dijiste, Beth. Los gritos de piedad de Bjorn no me deja escuchar


Galerion inmovilizó a los dos por un breve periodo de tiempo. Lo hizó para evitar un duelo a muerto.

- Retomando el tema, si derrotamos a los no-muerto, aún tendremos que averiguar la manera de cerrar las puertas del Inframundo.

_________________
Soy tu zorrita bien ardiente papi
Volver arriba Ir abajo
Riuji
Admin
Admin
avatar

Mensajes : 5281
Fecha de inscripción : 18/09/2012
Edad : 19
Localización : La isla de la Tortuga

MensajeTema: Re: En el ojo de la tormenta   Sáb Feb 14, 2015 8:10 pm

El que hubiesen comenzado a hablar sobre cosas sin importancia me estaba molestando un poco. Los miré, al molesta.

- Si van a comenzar a discutir sobre cosas del pasado los invito a retirarse.

Esperé unos segundos y, como no recibí respuesta, continué.

- Así mejor. Primero, señor Alarion, ¿Usted ha presenciado como alguien que acaba de morir se levantaba e intentaba atacarlo?. Por sus palabras, lo dudo, pues yo si lo he visto. Civiles inocentes murieron y se levantaron delante de mis ojos, no me venga con tonterías. Ahora, nuestras filas contarán con el apoyo de Vladimir y del mítico Dracarys, padre y señor de todos los medio-dragones, que también se han unido a nuestra causa. Tenerlos de nuestro lado puede significar una gran ayuda, sus habilidades de combate y su capacidad para reconocer y anticipar los movimientos físicos y mágicos de los enemigos los convierte en fieros oponentes. No ha muerto uno en más de dos mil años, permítanme decirles que confió mucho en ellos. En lo que se refiere a la protección de los magos blancos, espero que estén enterados de nuestra capacidad para defendernos tanto a nosotros como a nuestros aliados. Nuestra clase no necesita protección, nosotros somos los que tenemos que protegerlos a ustedes. ¿De qué nos servirá purgar las almas de nuestros enemigos cuando, por protegernos, la mitad de nuestros aliados ya haya sido asesinada?. Créanme si les digo que protegerlos a ustedes tanto como a nosotros mismos y a la vez encargarnos de purificar a nuestros enemigos será una tarea de la que somos capaces. Y si aún creen que necesitamos protección, sugiero que la misma sea ejercida por los medio-dragones.

Volver arriba Ir abajo
http://heroesdelroleo.foroargentina.net
Dobiwoman
Mod
Mod
avatar

Mensajes : 658
Fecha de inscripción : 28/06/2014
Edad : 20
Localización : En la concha de tu madre

MensajeTema: Re: En el ojo de la tormenta   Lun Feb 16, 2015 7:27 pm

En medio de la reunion se llegó a escuchar el sonido de un cuerno que retumbó por todo el cuartel. El constante ruido del instrumento solo aturdía a los medio-dragones  severamente porque no era cualquier cuerno, era el Canto de Ragnaros que le pertenecía a Angus Handlock. El Canto de Ragnaros es un artefacto daedrico, es decir, no fue creado en la Forja del Cielo por el dios del fuego y padre de los dragones, sino por los daedras, seres diabolicos, macabros, descendientes de la oscuridad pura, se aprovechan de los mortales de muchisimas formas y cuando más antiguos son, más poder obtienen. Por lo tanto, el Canto de Ragnaros es un objeto con mucho poder y engañoso, como todos los artefactos daedricos. La razón de por qué se creó es que Angus tenía un terrible odio contra los dragones, tanto que hizo un pacto con un daedra para que le de algo que sirva para destruirlos. Ahí obtuvo el Canto de Ragnaros y fue a la cueva de Vladimir para probarlo. En efecto, funcionó, el dragon de cristal quedó paralizado, incapaz de usar su poder. Sin embargo, al soplar el cuerno, los dedos y los labios de Argus se llenaron de ampollas y vomitó una buena cantidad de sangre. El precio por soplar el intrumento era la muerte, ambos pulmones se calcinaron por la magia del cuerno y murió en el piso de la cueva. El daedra con quien hizo el trato apareció ahí y se llevo su alma y el artefacto daedrico. Un par de milenios tuvo que pasar para que el Canto de Ragnaros vuelva a ser soplado, esta vez con muchas modificaciones para afectar también a los medio-dragones. No obstante, el uso del cuerno no solo fue para debilitar a los guerreros Dracarys, también era una señal. ¿De qué? Del inicio de la traición. Instantaneamente al momento en el que se oyó el artefacto daedrico, el guardespalda de Galerion le cortó la garganta al Archimago mientras Lady Kaldwin con una daga oculta apuñalaba al corazón a Malthreus, que estaba a su lado. El viejo Baldur no pudo reaccionar a tiempo, el ventaliano que acompañaba a Elizabeth decapitó a al enano. Este mismo hombre tiró polvo de amanita farinosa a Aerandil y su protector, un hongo extremadamente tóxico para las razas elficas pero inofensivas para los demás pueblos. Ambos terminaron en el piso, retorciendose por el maldito hongo. Todo esto ocurrio en segundos, de una manera muy frenetica.  Solo quedaban vivos Mireia, Elrohir, Jastor y el Banefort.

- ¡¿Qué es todo esto, maldita sea?!

- Un Gallywix no reconoce una traición...que ironia

- ¿Por qué haces esto? ¿Mataste a cincos inocentes por la muerte de tu marido?

- No, los mate por mi pueblo. Desde siempre Ventalia ha estado bajo la sombra de Nártidan. Cuando eramos una colonia de ellos, los nartidanos explotaban nuestros recursos naturales y ahora que nos independizamos, la economia de Ventalia esta jodida por las decisiones de la Corona. La Mano Negra prometió la destrucción de Nártidan y tu muerte a cambio de mi lealtad. Me pareció un trato justo y lo acepte.


- ¡Maldita zorra!

Jastor extendió su mano en dirección a Elizabeth para tirarle un hechizo pero una flecha elfica atraviesa su hombro derecho. El guardespalda de Lady Kaldwin había conjurado a cincos sombras malignas para que se adueñen de los cadaveres.

- Rindansen y no moriran, excepto tú, Jastor.


Por un momento, Gallywix miró a los ojos a Mireia. El anciano lloraba silenciosamente con una sonrisa.

- Mireia, dile a Blanche que me perdone por esto.

Chasqueó los dedos y teletransportó a la maga blanca, al elfo y a su querido guardespalda al interior de un mausoleo del cementerio local, el mismo en donde dias atras se enfrentaron contra Felix Faust. Una segunda flecha penetró su estomago por esa acción. Con la poca fuerza que le quedaba, agarró su daga Aguijón y se lo clavó en medio del pecho. Una luz amarilla cegadora rodeo a Gallywix y liberó una gigantesca cantidad de energía térmica, en otras palabras, estalló en pedazos junto con las demás personas de la habitación. ¿Jastor se pudo haber salvado? Sí, tranquilamente podía irse con Mireia y compañia pero inmolarse por la causa era una especie de castigo que él mismo se aplico por todas las cosas malas que le hizo a la gente.
Simultaneamente, a lo largo del cuartel general se desataba una batalla campal, toda una masacre. Los 36.000 soldados de Lady Kaldwin y los 30.000 mercenarios de Lord Gallywix se rebelaron inesperademente contra los demás. Cabe destacar que todos y cada uno de los mercenarios fueron previamente comprados por la Mano Negra por una millonaria suma que triplicaba a la del viejo Jastor. Además, miles de camaleones Banefort mataban a sus pares bajo la identidad que usurparon. Pudieron infiltrarse en el Ejército Real, en los gremios aliados, en las milicias Etheita, hasta incluso elfos oscuros se colaron en las tropas de Cohal gracias a una versión modificada del elixir metamorfico de los Banefort. ¿Dónde estaban los autenticos? La mayoria estaban en campos de detención construidos a lo largo de Gro-igron, el resto fueron asesinados y enterrados en fosas comunes. Minutos después de que se iniciara el combate, numerosas jaurias de drukach aparecieron en el cuartel y los magos negros enemigos invocaban a espectros malvados para que tomen control de los muertos y sombras daedricas que se encargaban de los medio-dragones. No entendía nada de lo que estaba ocurriendo y por su despiste fue herido de gravedad a un costado de la cadera por una flecha envenenada de Faerún. Transformado en una rata, huyó a su cuarto y se encerró. Se moría, lentamente el veneno destrozaba su sistema circulatorio, era una sensación horrible. Tendido en la cama y al borde de la muerte, tocó la armónica de Szorantar, la armónica que conjuraba al mensajero de la Parca. El espectro apareció al instante y agarró el cuepo moribundo del druida para teletransportarlo hacia donde estaba Mireia.
Paralelamente a la gran traición del cuartel, 100.000.000 de no-muerto, una pequeña parte de la legión de Sithis, invadía Valenhall como si nada. Entre ellas había pequeños pelotones de golems Era comandado por Klaus, montado por su fiel corcel y acompañado por Angus que constantemente hacía sonar el Canto de Ragnaros. Antes de la llegada de los no-muerto, 60.000 soldados de Faerún irrumpieron discretamente en cada vivienda de la ciudad y tomaba prisionero o asesinaba a los habitantes, dependiendo de la persona. También ocuparon por completo el ayuntamiento y mataron al alcalde y sus custodios, no sin antes obligarlo a que firme unos falsos documentos que establece su renuncia y transfiere su poder político a Klaus Schreiber. Unas 800 gargolas sobrevolaban la ciudad y arrojaban fuego demoniaco a los edificios importantes y a aquellos que luchaban contra el ejército.  


------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Dentro del bunker  todos estaban reunidos en un tipo de salon principal. Alguno descansaban, otros comían pan rancio y carne de humana o de orco. Darius estaba sentado en la punta de una larga mesa rectangular, a un lado tenía a Asthar y al otro, a Rudolf Heindel, el viejo que habló con el no-muerto la otra vez y el miembro de la Mano Negra con mayor rango en el lugar.

- ¿Sabes si se hizo el ataque sorpresa a Valenhall?

- No estoy muy seguro pero creo que sí. Blatvasky dijo que vió a Klaus con las tropas dirigiendose para allá. Es un destrozo que no esperaran los nártidanos. Eso les pasa por no arrodillarse ante el gran Sithis.

- Hablando de Sithis, él atacara mañana por la mañana con el resto de las tropas. Dara el golpe de gracia y reclutara a las personas que mueran. El encantamiento de noche eterna que lanzó Erwin al cielo nártidano ayudara bastante a nuestro señor.

Darius miró de reojo a Asthar para ver como reaccionaba con la noticia.

_________________
Soy tu zorrita bien ardiente papi
Volver arriba Ir abajo
Riuji
Admin
Admin
avatar

Mensajes : 5281
Fecha de inscripción : 18/09/2012
Edad : 19
Localización : La isla de la Tortuga

MensajeTema: Re: En el ojo de la tormenta   Mar Feb 17, 2015 9:00 pm

 Miré a mi alrededor, sin entender lo que estaba pasando. Sin siquiera hacerlo voluntariamente curé a Glover. Salí del cementerio, corriendo, dejándo al druida bajo un campo de energía lo suficientemente poderoso como para que no pudiese ser roto hasta que el pudiese trasladarse por su cuenta. Observé el Canto de Ragnaros, el enemigo de los dragones, que destruí con alguna de las cinco flechas purificadoras que le lancé. Los medio-dragones estaban liderados de su tortura y comenzaban a aniquilar al pelotón de Daedras que no podían hacerle frente a las criaturas. Mataba a todos los no muertos que se me cruzaban y curaba a todos los aliados que aún podía salvar. Había sido alcanzada por Elrohir, Tauriel, Nitry y Alaric. Inlcuso mataba a los supuestos aliados que intentaban atacarme, que segundos después de su muerte delataban que eran camaleones. A base de ordenes y acciones logré que el ejercito se reagrupara y no quedara tan expuesto a la emboscada. Los soldados de la corona luchaban fieramente contra los soldados de Faerún, y los que fueron comandados por Lady Kaldwin y Lord Gallywix. El ejercitor real superaba en número de una manera exorbitante, el repudio de esas tres fuerzas fue algo sencillo a pesar de ser inesperado. Cada facción eliminaba a sus traidores, camaleones. Era una locura, había más sangre que en ningún lugar que hubiese visto. Los medio-dragones, que ya se habían encargado de los daedras sin sufrir más de cien bajas, combatían ahora contra los golems. A todo esto, a cada baja de nuestro bando un nigromante se encargaba de dejar su cuerpo inutil, en base a mis órdenes.


 Largos Schulz habían pasado y los soldados seguían combatiendo, con el ejercito "vivo" en una clara ventaja debido a la superioridad numérica. A pesar de, prácticamente, tener la victoria en sus manos, nuestras filas habían sufrido numerosas bajas. Cara a cara, Klaus y yo, a menos de doscientos metros de distancia. Desenfundé a Misdent, y comencé a caminar, mirando a mi objetivo.

- Tenlo claro, se han equivocado al meterse con nosotros.

 No era extraño que pudiese caminar con gran libertad, pues Elrohir, Tauriel, Nitry y Alaric, más toda la Casa Nailet, se encargaban de mantener a mis potenciales agresores a raya. Comencé a correr, poco a poco, cada vez más rápido, y cada vez más rápido. Mi mirada ya no era la misma, se notaba la furia y el dolor por mis compañeros y familiares caídos. Los genes de mis antecesores habían actuado, y la famosa velocidad de los Alvan dijo presente. Corría a más de 200 km/h en dirección a Klaus, utilizando mis dotes curativos para proteger mis músculos. Ya casi nada nos separaba cuando, con Misdent cargado de una cantidad de energía purificadora como nunca antes había logrado, ataqué directo a su pecho.

_________________
— Ojala encuentres la paz. — Susurró Mireia.
— No sabría que hacer con ella. — Contestó su hija, intentado contener sus últimas lágrimas de despedida.
Volver arriba Ir abajo
http://heroesdelroleo.foroargentina.net
Dobiwoman
Mod
Mod
avatar

Mensajes : 658
Fecha de inscripción : 28/06/2014
Edad : 20
Localización : En la concha de tu madre

MensajeTema: Re: En el ojo de la tormenta   Miér Feb 18, 2015 6:18 pm

La espada de Klaus, que estaba envainada, salió por si sola de la funda y se quebró en miles de pedazos. De esta manera, las almas de las 364 personas que mató el no-muerto se liberaron y formaron una especie de cupula alrededor de Mireia. Tan rápido como aparecieron, se fueron por obra de la energia purificadora de Misdent. Esto le dio suficiente tiempo como para desvanecerse del lugar, ya no tenía nada más que hacer en la ciudad. Las unidades enemigas, elficas y necroticas, se replegaron con rapidez con la ayuda de las gargolas que caían en picada contra las tropas aliadas y explotaban, liberando fuego del Inframundo. A pesar de que expulsaron a los soldados de Sithis de la ciudad, Valenhall quedo asediada. Un poco más de la mitad de la población fue asesinada por los elfos oscuros, muchos edificios terminaron destruidos por las malditas gargolas y la ciudad se quedó sin alcalde. No había tiempo para darle una merecida sepultura a los fallecidos, a todos los cuerpos putrefactos lo amontonaron y lo prendieron fuego, como hacían los ancestros de los nártidanos en antaño. Los soldados que sobrevivieron escoltaron a la reducida población a los grandes sotanos de las fabricas de cerveza y construyeron improvisadas barricadas en el sur y en el norte de la ciudad, los dos unicos punto accesibles por tierra. Mientras tanto, Mirea, Elrohir, Glover y el Banefort estaban en lo que quedaba del ayuntamiento para discutir sobre qué van a hacer ahora
 

_________________
Soy tu zorrita bien ardiente papi
Volver arriba Ir abajo
Tomatoide
Rolero experimentado
Rolero experimentado
avatar

Mensajes : 582
Fecha de inscripción : 28/06/2014
Edad : 17
Localización : In llur jart

MensajeTema: Re: En el ojo de la tormenta   Miér Feb 18, 2015 7:53 pm

Senti de repente un ardor profundo, como si me empezara a destruir por dentro, y esto solo significa una cosa... padre... me sorprendi ante el ataque sorpresa a Valenhall, eso significa que ahora todos estan en problemas, no puede ser, no puede ser, pero... da igual ahora, ya no importa, ya no se puede regresar el tiempo, padre, perdoname, e traicionado a mis compañeros, pero algo hare, Darius no se saldra con las suyas, tome mi camino, el camino de la traicion.
Mi rostro parecia enojado, y observe a Darius, quiero a mi padre, lo respeto, y ahora esta muerto, no pude hacer nada, no sabia.
Sithis... es cierto, Darius planea traicionar a Sithis, si tan solo...
-De esto Valenhall esta en una situacion critica, no creo que resistan otro ataque de ese tamano, aun con los semi-dragones, que son nuestra unica preocupacion.
Dije seriamente, hay que buscar una manera de destruir a los semi-dragones, aunque no quisiera hacerlo, son un gran problema, y necesito mantener mi fachada.
-Y por cierto... no conozco a Sithis, pero me siento muy ligado a el, lo siento... adentro de mi, y eso no me agrada, en donde descansa Sithis, Darius?
Volver arriba Ir abajo
Riuji
Admin
Admin
avatar

Mensajes : 5281
Fecha de inscripción : 18/09/2012
Edad : 19
Localización : La isla de la Tortuga

MensajeTema: Re: En el ojo de la tormenta   Miér Feb 18, 2015 9:46 pm

 Observaba, con tristeza y lágrimas en los ojos, en lo que se había convertido mi tan amado Nártidan. Prácticamente no había tierra que estuviese libre de la oscuridad de Sithis, y nosotros eramos la última esperanza. Al menos 75.000.000 soldados de nuestro ejercito habían sido abatidos y aún faltaba la verdadera batalla. Caí de rodillas y comencé a llorar, en silecio, mientras veía pasar los cadaveres de algunos de mis soldados. Esa tarde había perdido amigos, familiares e incluso gente que me admiraba y confiaba en mi. Sentía que los había defraudado, y que a partir de ahora estaría en deuda con ellos.
 Cuando vi pasar el cadaver de Alaric, uno de mis mejores amigos y primo que había caído por defenderme en el último tramo de la batalla, me desmoroné y comencé a llorar más fuerte, desconsolada. Elrohir se agachó frente a mi y me tomó por la cabeza. Apoyó su frente contra la mía y cerró los ojos. Me sentí más calma y, a pesar de que aún lloraba, el dolor desapareció por un momento. Elrohir había perdido también a su gente, a su padre y a sus cinco hermanos, y supe que en ese momento debía ser fuerte aunque me doliese.
 Me puse de pie aún con lágrimas en los ojos e intente hablar.


- La próxima vez... vendrán con todo. Solo podremos aguantar y hacer lo que nosotros sabemos hacer. El futuro de nuestro país y del mundo está en nuestras manos.

 Miré hacia el cielo y, por un momento, pude ver claramente el rostro de una joven muy parecida a Tauriel. En tan solo un pestaneo desapareció, dejándome perpleja.


- No estamos solos. Siento que aún nos queda un verdadero aliado en alguna parte.
Volver arriba Ir abajo
http://heroesdelroleo.foroargentina.net
Dobiwoman
Mod
Mod
avatar

Mensajes : 658
Fecha de inscripción : 28/06/2014
Edad : 20
Localización : En la concha de tu madre

MensajeTema: Re: En el ojo de la tormenta   Miér Feb 18, 2015 11:31 pm

Sithis esta en Losuakkar, a unos 10 kilometros de aquí, en donde está las puertas del inframundo. Él mismo las custodia y cuando este en Valenhall, pondra a Belial, el daedra más poderoso de su legión.

Darius es interrumpido por la inesperada aparición de Klaus. No tenía su espada y se lo notaba algo cansado.

- Hermanos mios, Sithis los llama para la guerra. Hoy nos alzaremos contra el enemigo, contra aquellos que no aceptan la grandeza de nuestro señor.

Todos los miembros de la Mano Negra abandonaron el bunker, euforicos y gritando canticos antiguos. Solo Darius y Asthar permanecieron en su posición mientras Klaus se acercaba a ellos.

- Uther y Tirion te esperan en  Losuakkar. Ganemos o perdamos, Sithis se va a refugiar al inframundo y ellos estaran preparados para atacar. Aún así, necesitamos que vayas para allá, eres el único que lo conoce a la perfección.


- Tienes razón pero estoy obligado a luchar en Valenhall. Soy su mano derecha, su legado, tengo que estar a su lado. Por eso, no puedo ir a Losuakkar, por ahora...pero Asthar sí. Es un Alarion, tiene suficien te poder como para hacerle frente al daedra y a Sithis...o eso espero. Además, habló con un emisario de Arkay, al parecer el señor de la muerte confia en él.


- Interesante, muy interesante. Ahora solo depende de tí, Asthar ¿Quieres venir conmigo o unirte a la legion de Sithis?

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Glover miró a Mireia, confuso.

- ¿Te refieres a Misdent o a otro dios? Una intervención divina creo que es lo único que puede inclinar la balanza a nuestro favor.

El Banefort asentió con la cabeza.

- Lord Gallywix una vez me dijo que cuando era joven habló con la mismisima Blance y desde entonces ha tenido cierto vinculo con esa diosa. Incluso afirmó que ella le pidió que vaya a Valenhall para detenera a la oscuridad...ahora esta muerto y su ejército trajo más dolor que esperanza.


Comenzo a diluviar fuertemente. Truenos y relampagos iluminaban la noche eterna. Hace muchisimo tiempo que no llovía en Nártidan. Era frecuente los granizos y las nevadas pero no las lluvias.

_________________
Soy tu zorrita bien ardiente papi
Volver arriba Ir abajo
Riuji
Admin
Admin
avatar

Mensajes : 5281
Fecha de inscripción : 18/09/2012
Edad : 19
Localización : La isla de la Tortuga

MensajeTema: Re: En el ojo de la tormenta   Jue Feb 19, 2015 1:53 am

 Miré a Banefort, perpleja. Siempre habíamos oído hablar de Blanche, la diosa protectora de los Alvan y los Nailet, pero su existencia era un simple mito. Sin embargo algunos, como yo, sabiamos que, desde alguna parte, alguien nos estaba cuidando y protegiendo. Lord Gallywix, que me había salvado la vida y ahora estaba muerto, había estado junto a Blanche.


- Blanche Alvan fue una vez una jovencita que vivía aquí, en este reino. Ella salvó al mundo a cambio de su vida, teniendo bien en claro que si lo hacía vagaría por el inframundo, sin estar ni viva ni muerta. A algunas personas cuentan que, como premio, Misdent la salvó de ir al inframundo y le dió parte de su poder divino. Ella es una leyenda, un mito, una historia que es contada de generación en generación. Muchos milenios han transcurrido y Blanche nunca dió señales de su existencia. Sin embargo, desde lo más profundo de mi, siento que ella me ha estado cuidando durante toda mi vida.

 Observé con atención las gotas de lluvia que caían sin cesar. ¿Podría ser una señal?. ¿La vuelta de la nieve estaría cerca?. ¿Era, acaso, el llanto de nuestros muertos?. No supe que pensar, pero desde que vi la lluvia caer estuve segura, por primera vez desde que todo había comenzado, de que después de la guerra la nieve regresaría a su verdadero hogar.
Volver arriba Ir abajo
http://heroesdelroleo.foroargentina.net
Dobiwoman
Mod
Mod
avatar

Mensajes : 658
Fecha de inscripción : 28/06/2014
Edad : 20
Localización : En la concha de tu madre

MensajeTema: Re: En el ojo de la tormenta   Jue Feb 19, 2015 11:33 pm

Glover se frotaba la barbilla, pensativo.

- ¿Crees que puedes invocarla, hablar con ella ahora mismo? No es por desconfiar de Blance, pero quiero estar seguro de que nos va a echar una mano.

_________________
Soy tu zorrita bien ardiente papi
Volver arriba Ir abajo
Riuji
Admin
Admin
avatar

Mensajes : 5281
Fecha de inscripción : 18/09/2012
Edad : 19
Localización : La isla de la Tortuga

MensajeTema: Re: En el ojo de la tormenta   Jue Feb 19, 2015 11:45 pm

 Lo miré, mordiendome el labio.


- Verás... yo nunca hablé con ella, y ella nunca se ha comunicado conmigo. Puedo invocar a Misdent, pero nunca he tenido ningún contanto con Blanche, es imposible. Solo podemos tener fé.

 Comencé a dibujar una especie de mapa en la tierra mojada con un palito, mientras comenzaba a relatarles diversos planes que había utilizado con anterioridad con varias modificaciones.


- Con eso podremos resistir por varios Schulz. Creo que cada uno de nosotros sabe que si nadie nos ayuda será una guerra perdida. Prefiero luchar y morir en el campo de batalla a que se me ejecute en una plaza bajo la mirada de todos.
Volver arriba Ir abajo
http://heroesdelroleo.foroargentina.net
Tomatoide
Rolero experimentado
Rolero experimentado
avatar

Mensajes : 582
Fecha de inscripción : 28/06/2014
Edad : 17
Localización : In llur jart

MensajeTema: Re: En el ojo de la tormenta   Sáb Feb 21, 2015 9:42 pm

Solo miraba seriamente como ellos planeaban hacer muy pronto su movimiento en contra de Sithis, ya pierda o gane, que interesante, pero podria ir a luchar junto a Darius, o esperar con Klaus a Sithis, que molestia es elegir, pero lo mas sabio seria ir con Klaus.
-Lo lamento Darius, ire con Klaus por esta vez, supongo que luego te vere, solo ten cuidado en una cosa, tu mayor peligro son los magos blancos y los druidas, los demas pueden ser un objetivo secundario, si quieren ganar, acaben rapido con esos magos.
Dije con un tono oscuro en mi voz, mientras sentia aun ardor en mi pecho, esto se siente bien.
Volver arriba Ir abajo
Dobiwoman
Mod
Mod
avatar

Mensajes : 658
Fecha de inscripción : 28/06/2014
Edad : 20
Localización : En la concha de tu madre

MensajeTema: Re: En el ojo de la tormenta   Sáb Feb 21, 2015 10:30 pm

Klaus colocó su mano en el hombro de Asthar y, en un parpadeo, los dos aparecieron a varios metros del gigantesco portal. El paisaje había cambiado, dejo de ser una cienaga y ahora se parecía más a un desierto por el calor extremo y la aridez. El cielo tenía una variada matices de colores, eran las almas que entraban y salían continuamente. Además, se escuchaban susurros, gritos, risas, insultos, todos dirigidas a Asthar que era el único ser vivo en la zona. Cerca de ellos estaba parado el guardian del portal, Belial el sanguinario y debajo de él se encontraban los restos calcinados de Uther y Tirion, dos compañeros conspiradores de Darius y Klaus.

- Quizas hayan podido engañár a Sithis pero yo sientó la traición en sus corazones, igual que a las otras dos ratas podridas. ¡No pueden pasar!

Los espiritus del cielo bajaron rapidamente, muy furiosos y los arrionconaron por completo. Klaus conjuró una espada similar a la que tenía antes y comenzó a absorber cada alma que atacaba. Esta acción se vio interrumpida cuando Belial apareció repentinamente detras de él y de un golpe le arranca la cabeza. Eso no lo mató, obviamente, pero lo incapacitó.

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
En Valenhall comenzó a escuchar claramente como las tropas enemigas se acercaban a pasos agigantados. En el norte de Valenhall, más de 300.000.000 soldados derribaron la barricada con suma facilidad. En el frente había unos 20.000 medianos de Arengeith que fueron asesiandos y enviados a la batalla. Más de 300.000.000 no-muertos reclutados en Nártidan marchaban detras de ellos y por último estaban 100.000 orcos de Gro-Igron. A ellos también se le sumaban sesentas jaurias de treinta drukach cada unos y  peuqeños pelotones de elfos oscuros armados con sus letales arcos. Sobre ellos volaba Darius montado en Sahloknir, el antiguo guardian del inframundo que exhalaba las mismisimas llamas del inframundo hacia sus enemigos. Darius no volaba solo, era acompañados por gargolas y bestias voladoras. Mientras tanto, en el sur atacaban los 90.000.000 enanos muertos de Belegost, liderados por el talentoso alquimista Dagor Bragollach. Estos enanos no solo tenían como armas las hachas y los martillos, llevaban componentes corrosivos e incendiarios que no dudaban en arrojarselo a los vivos. También tenían a escuadroens de automatas, golems hechas por la extraordinaria ingeniería enana. Usadas en la guerra contra Nártidan, son fabricadas con aleaciones especiales que les permite resistir los ataques mágicos y físicos. Su fuente de energía es un núcleo de mana úbicado en el centro del pecho y actua como corazón y cerebro a la vez. Miden unos tres metros y solo son leales a sus creadores. Obviamente, sobre ellos estaba el dios del caos y el desorden, el avatar de la entropia, Sithis sobre el lomo del Devorador de Mundos, Alduin Seguida a la llegada de la legión de Sithis a Valenhall, empezaron a caer del firmamento pequeños meteoritos que impactaban contra las tropas aliadas y causaban muchas bajas por su fuerza colosal.

_________________
Soy tu zorrita bien ardiente papi
Volver arriba Ir abajo
Riuji
Admin
Admin
avatar

Mensajes : 5281
Fecha de inscripción : 18/09/2012
Edad : 19
Localización : La isla de la Tortuga

MensajeTema: Re: En el ojo de la tormenta   Dom Feb 22, 2015 12:02 am

 Más de dos Schulz habían pasado, y el ejercito del inframundo estaba destrozando nuestras filas. Nuestro ejercito se veía superado numéricamente de forma colosal, y ni hablar de los dos dragones que acompañaban a los hombres de Sithis. Nos obligaban a replegarnos, incluso hasta llegar a los pies del muro del destino. En ese momento hubiese jurado que era una batalla perdida y, sin embargo, ordené a mis tropas que combatieran con más fiereza. Si debíamos morir aquí sería con honor, protegiendo lo nuestro hasta el final. 
 Había estado a punto de morir numerosas veces, esquivando espadas que pasaban apenas a centímetros de mi cuello y, cuando por fin iba a ser alcanzada por un drukach que no había logrado alcanzar, un flechazo élfico, de Elrohir, atravesó el lomo de la criatura. Lo miré, sería, pero agradecida, para luego incorporarme y, por primera vez en toda la guerra, recibir una señal de esperanza. Un pequeño pajarito apareció delante de mi, con un par de ramitas en el pico, las cuales poseían un notorio brillo dorado. Extendí mi palma, a lo que el animalito se posó sobre ella, para dejar las ramas e irse volando. Lo observé mientras partía, maravillada.
 Un fuerte viento me despertó. La majestuosa figura de Vladimir estaba pasando sobre mi en aquel momento, y en su compañía iba Dracarys, enemigos mortales que se habían unido para lo que ellos creían correcto. Reí, como una niña, mientras mis ojos se llenaban de lágrimas de esperanza. Por un momento, ambos ejercitos quedaron paralizados ante la llegada de ambas criaturas. 
 Hubo un pequeño temblor seguido de un grito de guerra. De las paredes del muro comenzaron a aparecer magos rodeados de una extraña aura, y que a pesar de no haber conocido en mi vida sabía sus nombres, que me hacían recordar las leyendas que se escuchaban sobre ellos. Helena, Marcel, Avril, Evanna, Emma, Anric, Avril y Evanna Nailet, y también Juliette y Alaric; Walter y Haennor Nartidius; Dante, Alaric y Jon Hodair; Elodie y Arya Alvan, y muchos, muchos más, inlcuso a la mismisima Misdent, mucho más grande que los demás, acompañada de sus fieles y gigantescas águilas. Comenzaron, con su poderosa y magnífica magia, a defender a nuestro ejercito. Acababan con cada uno de los soldados de Sithis que se aceraban a nosotros. Todos estabamos paralizados, viendo la situación, incrédulos hasta que, con un fuerte grito de mi parte, mis hombres se unieron a la batalla de los espíritus. Yo, sin embargo, me vi obligada a detenerme, pues una joven se paró frente a mi. Cuando supe quien era, sonreí, a la vez que limpiaba las lágrimas de mi rostro.

- Blanche Alvan... existes. Yo... ¿Qué es todo esto?

- Mireia, solo debes saber que si no fuera por ti nunca me hubiese manifestado. Nunca una Nailet había creído en mi tanto como tu, debo estar agradecida. Ahora es tiempo, pequeña, de demostrar lo que sientes y defender nuestra tierra.

 Blanche posó su mano sobre mi frente y, con un resplandor, me sentí llena, recargada, con mucho más poder que antes. Un segundo después, Vladimir pasó sobre mi y, enganchando mi túnica con una de sus garras, me lanzó hacía su lomo, del cual estuve a punto de caer de no ser por que me aferré a tiempo. Me puse de pie, sorprendida de mi misma por el hecho de no caerme. Cerré los ojos, concentrada, para que luego saliera despedida de mi una enorme aura de energía curativa, protectora y purificadora que curaba y generaba protección a mis compañeros, mientras que generaba un dolor insoportable en todos los no-muertos y demás soldados de Sithis que mi magia alcanzaba a tocar.
Volver arriba Ir abajo
http://heroesdelroleo.foroargentina.net
Dobiwoman
Mod
Mod
avatar

Mensajes : 658
Fecha de inscripción : 28/06/2014
Edad : 20
Localización : En la concha de tu madre

MensajeTema: Re: En el ojo de la tormenta   Dom Feb 22, 2015 2:18 am

Alduin expulsó un enorme rayo de pura energía oscura a las tropas de ambos bandos mientras Sithis desviaba la energia de Mireia a su cuerpo, lo corrompía y lo redireccionaba a los soldados enemigos, haciendo el mismo efecto. Si esto hubiese ocurrido en otra época, Sithis se hubiese debilitado muchisimo pero se fortaleció bastante desde que abrió las puertas del inframundo. El rayo de Alduin incrementaba la fuerza y la resistencia de los no-muerto, los nutría de poder para que esten a la altura de los espiritus de Blanche. Mientras tanto, Darius abandonaba su montura y saltaba al lomo de Vladimir.  

- ¿Viste que tenías traidores alrededor tuyo? Yo nunca miento, Mireia.

Rápido como un relampago, derribó a Mireia con una fuerte patada en el pecho y apuñaló varias veces a Vladimir con su espada para luego desaparecer de ahí y que Sahloknir lo obligue a descender con un ataque a la yugular. El contacto físico con Mireia le provocó algunas quemaduras en la zona del pie. Glover, transformado en bestia, salvó a Mireia de estrellarse contra el suelo con su magia de druda y la llevó a un lugar más o menos seguro. De su boca, Sithis vomitó un enjambre inmenso de langosta carnivoras. La nube de insectos desmembraba a aquellos incautos que ignoraban a las langostas. Aparte, los insectos explotaban en pedazos, liberando virulentos parásitos que dejaban fuera de combate a las personas en cuestion de segundos. Mientras tanto, Alduin luchaba contra Dracarys en el aire, enceguecido por la furia. Los dos eran iguales de poderosos, los dos descendían del dios del fuego, los dos adquirieron mucho poder desde la última vez que se enfrentaron. En tierra, los automatas se inmolaban contra la gente, los enanos usaban compuestos corrosivos y los elfos oscuros, entre las sombras, disparaban certeramente a sus primos de Cohal.

_________________
Soy tu zorrita bien ardiente papi
Volver arriba Ir abajo
Riuji
Admin
Admin
avatar

Mensajes : 5281
Fecha de inscripción : 18/09/2012
Edad : 19
Localización : La isla de la Tortuga

MensajeTema: Re: En el ojo de la tormenta   Dom Feb 22, 2015 2:49 am

 Me incorporé rápidamente, justo a tiempo para esquivar un hachazo y cortarle la cabeza a un no-muerto y luego purificarlo. Observé a Misdent y Blanche, que estaban cerca de mi posición.


- ¡Necesito que mantengan a Sithis ocupado!

 Las diosas asintieron y fueron directamente a hacerle frente al poderoso Sithis, mientras que yo corría, reuniendo magos blancos como podía para ir en dirección a donde había aterrizado el malherido Vladimir. Con la ayuda de mis compañeros curamos al dragón, que alzó vuelo nuevamente, otra vez conmigo en el lomo, está vez acompañado de Nitry y Elrohir. 
 A todo esto, el espíritu de Haennor desembocaba todo su poder en la batalla, matando soldados de Sithis indiscriminadamente, demostrando el gran poder que había cultivado en vida. Con su magia negra y su fiel espada, Encanto de Luna, destrozaba no-muertos, enanos, elfos nocturnos y automatas que se le acercaran. Claro, era asistido por sus tres fieles compañeros, que no se quedaban atrás. Poco fue el tiempo que tardaron en destruir a los dos mil automatas. El mago negro, preparado para dejar el campo libre a sus compañeros, usó la acerberación con toda sus fuerzas, haciéndo que gran parte de los soldados de Sithis levitaran y comenzaran a ser afectados por la magia, indefensos, mientras que nuestros guerreros los atacaban.
 Aprobechando la jugada de Haennor utilicé nuevamente el aura, incluso con mayor fuerza que antes. Tan solo necesitaba que Misdent, que cada vez se hacia más poderosa debido a la invasión, y Blanche mantuviesen a raya a Sithis. 
Volver arriba Ir abajo
http://heroesdelroleo.foroargentina.net
Dobiwoman
Mod
Mod
avatar

Mensajes : 658
Fecha de inscripción : 28/06/2014
Edad : 20
Localización : En la concha de tu madre

MensajeTema: Re: En el ojo de la tormenta   Dom Feb 22, 2015 3:57 am

Darius con un tremendo pisotón al suelo, hizo temblar la tierra. Provocó un terrible cataclismo que quebró el campo de batalla en muchas partes, creando abismos y rios de lavas que mataban a soldados de ambos bandos. De la tierra salió un coloso de fuego, una criatura anterior a los seres actuales que, como todos los colosos, permanecía encerrado en el Inframundo. La criatura infernal escupió una gigantesca bola de fuego al cielo. Cuado estaba cayendo, se dividio en cientos de proyectiles explosivos que caían por todos lados. Con las dos manos juntas, derribó al suelo a Alduin y a Dracarys juntos de un golpe por la simple razón de que volaban arriba de él, como si fuesen unos insectos molestos. Mientras tanto, Sahloknir vomitaba sombras daedricas para compensar la perdida de unidades y Darius luchaba con algunos de los espiritus de Blanche a la vez, había aprendido algunos trucos con la espada gracias a Klaus. Sithis se fortaleció del caos provocado por el coloso, se divertía bastante con las diosas que pesea a la superioridad númerica, el avatar del caos le hacía frente a la situación. En un descuido de Blanche y Misdent, él chasqueo los dedos e invocó una tormenta de cuervos demoniaco que sirvió de distracción para que Sithis se teletrasporte en el lomo de Sahloknir  e intensifiqué la caida de meteoritos a la zona.     

- ¿Cuando entenderan que no pueden acabar con el caos? Donde haya conflictos, donde haya traiciónes, donde haya asesinatos, yo estare ahí.

_________________
Soy tu zorrita bien ardiente papi
Volver arriba Ir abajo
Riuji
Admin
Admin
avatar

Mensajes : 5281
Fecha de inscripción : 18/09/2012
Edad : 19
Localización : La isla de la Tortuga

MensajeTema: Re: En el ojo de la tormenta   Dom Feb 22, 2015 4:29 am

 Haennor no tardó en plantarse al coloso con sus tres fieles seguidores. Muchos soldados de ambos bandos se quedaban viendo el choque de tan grandes fuerzas, olvidandose por un segundo de aquella guerra y disfrutando de tan magnífico espectáculo. Mientras tanto, Misdent y Blanche habían aparecido sobre el lomo de Vladimir. Misdent me habló, a la vez que desenvainaba mi propio florete y me lo ponía en la mano. Brillaba extrañamente con un color verde, el cual era símbolo de la diosa.


- Mireia, dejanos a Sithis a nosotras dos. No dudamos de tu capacidad, pero es demasiado poderoso para ti. Ve en busca de Darius Brennian, no debes dejar que escape.

 Asentí y salté del lomo del dragón. Caí al suelo, justo frente a Darius, dejando un gran crater en el piso debido a la caida y a la magia que use para no hacerme daño. Me puse de pie, mirándolo.


- Esto termina aquí, Darius. 

 Comencé a correr, tal y como contra Klaus, para luego lanzar numerosos ataques con el florete al cuerpo de Darius.
Volver arriba Ir abajo
http://heroesdelroleo.foroargentina.net
Tomatoide
Rolero experimentado
Rolero experimentado
avatar

Mensajes : 582
Fecha de inscripción : 28/06/2014
Edad : 17
Localización : In llur jart

MensajeTema: Re: En el ojo de la tormenta   Dom Feb 22, 2015 10:19 am

Estaba impresionado, al parecer los Seguidores de Sithis han logrado detectar la traicion en Klaus, es algo sorprendente.
Aun asi el lugar me hacia sentir comodo, si no fuera por esas almas que estan intentando decirme cosas, son una molestia, pero de todos modos yo vengo aqui por otros motivos que no son Sithis.
No creo que negociar sea una opcion, y necesito a Klaus conmigo, pero tengo que ver la forma de entrar, mire al Guardian y le dije:
-Yo no necesito luchar, vine al Inframundo por otros motivos, vengo a por Arkay y necesito pasar, lo que suceda con Sithis no es de mi incumbencia.
Decia seriamente, con una mirada fria, tengo que entrar al Inframundo de una manera u otra, y Klaus no me ayudara en estos momentos, si ellos no me dejan pasar solo tengo dos opciones para entrar al inframundo, morir, o matarlos a ellos y entrar.
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: En el ojo de la tormenta   

Volver arriba Ir abajo
 
En el ojo de la tormenta
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 8 de 10.Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10  Siguiente
 Temas similares
-
» Prospectando en medio de una tormenta electrica.
» Artículo: Tormenta Mitológica (Primeras Impresiones de Storm of Ragnarok)
» La tormenta del siglo (Storm of the century, 1999)
» El Teide después de la tormenta
» DAÑOS EN EL AEROPUERTO DE EZEIZA POR LA ULTIMA TORMENTA

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Leyendas del roleo :: Rol :: Rol de Fantasía-
Cambiar a: