El lugar donde viejos roleros se reunen: Bienvenido al sitio de las leyendas.
 
ÍndiceÍndice  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  
Dobles Doblado anuncia su retiro como modisto: "La fama me agobia"
LIBROS: "Crow": Luca Abazzia anuncia su nuevo spin-off, "En el ojo de la tormenta". Nos cuenta la historia Mireia, Ashtar y Glover en su lucha contra el inframundo. El escritor dio detalles sobre las tres guerras mágicas y reveló que pronto saldrá a la luz el desenlace de la historia entre Ashtar y Mireia.
Rolera desaparecida. Aún no hay datos sobre la rolera española Anies. Se sospecha que escapó de su casa por propia voluntad.
MANGA: Hay rumores sobre Heroes y Villanos ll. Entrevista en exclusiva con la autora, Alice Arthagon.
"Consuelo", el musical que conquisto los corazones de todos da por finalizada su gira.
LIBROS: Malas noticias para los fanáticos de "Maid Latte". Su publicación será retrasada indefinidamente.
Los números de Riujano Go caen. El juego que sorprendio a todos comienza a aburrir a los jugadores en menos de un mes.
CINE: Se acerca el lanzamiento de "Thunder Storm" y "Runners" de la mano de La Wea Entertainment.
El afamado escritor Luca Abazzia confirmó que se encuentra trabajando en dos nuevas historias. Aún no hay detalles.
SERIES: Llega la primer serie dirigida por Alice Arthagon. No hay titulo oficial, pero la misma directora reveló que será una historia llena de amistad y misterios.
Conectarse
Nombre de Usuario:
Contraseña:
Entrar automáticamente en cada visita: 
:: Recuperar mi contraseña
Buscar
 
 

Resultados por:
 
Rechercher Búsqueda avanzada
Últimos temas
» Thunder storn ROL
Sáb Jul 08, 2017 4:07 pm por Dobiwoman

» Historias de una luna carmesì (PV Tomatou)
Dom Abr 16, 2017 2:22 am por Tomatoide

» Donde la vida nos lleve (inscripción y dudas)
Jue Abr 06, 2017 9:49 pm por Riuji

» Runners (inscripciones y dudas)
Dom Abr 02, 2017 5:25 pm por Riuji

» El día que el Cuervo de Luz dejó de brillar [PVT w/Ashtar]
Miér Mar 15, 2017 7:25 pm por Riuji

» The Tower of the Seven Sins
Mar Mar 07, 2017 12:06 am por Riuji

» Thunder storm (Inscripciones y dudas)
Miér Ene 25, 2017 1:44 am por Alice Arthagon

»  La diplomacia no siempre es la solución
Dom Ene 22, 2017 12:00 am por Riuji

» Memorias de Invierno ROL
Dom Ene 08, 2017 3:23 pm por Alice Arthagon

Mejores posteadores
Riuji
 
Alice Arthagon
 
Zeruko
 
Anies
 
Kalijo
 
Lord Dobles
 
Dobiwoman
 
Tomatoide
 
Ghiz
 
Dracyo2
 
Los posteadores más activos de la semana
Los posteadores más activos del mes
Miembros que empiezan más temas
Riuji
 
Alice Arthagon
 
Zeruko
 
Dobiwoman
 
Dracyo2
 
Kalijo
 
Tomatoide
 
Anies
 
Ghiz
 
Valanar
 
Argumentos más vistos
Ángeles y demonios
Escuela de sangre
Academia de Magia
Academia de magia: El despertar.
Datos: La caza de los corazones.
Academia de Magia
La leyenda de los mares
La nueva era élite
Maid Latte♥~!
Escuela de sangre

Comparte | 
 

 Las arenas traicioneras de una tierra lejana [Priv.Tomato]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente
AutorMensaje
Tomatoide
Rolero experimentado
Rolero experimentado
avatar

Mensajes : 582
Fecha de inscripción : 28/06/2014
Edad : 17
Localización : In llur jart

MensajeTema: Re: Las arenas traicioneras de una tierra lejana [Priv.Tomato]   Lun Ene 11, 2016 7:45 pm

-La confianza es algo que en este mundo que los que han experimentado el sabor oscuro de la vida, la han perdido. Dije con una sonrisa en mi rostro ante el comentario de Jastor, es cierto, la confianza no es algo que yo tenga, quizas si tengo confianza en alguien pero esas personas las podria contar con una sola mano, pero no suelo depender de nadie, aun si les tenga confianza.

Agarre mi veneno y lo guarde inmediatamente, no me pondre a analizar algo que podria matarme a mi si no le tengo cuidado.

Tenemos mucho oro en nuestras manos, y tendremos que seguir sin llamar la atencion a los esclavistas o estaremos en un pequeño problema, aunque no es que me cause molestia, no he asesinado a alguien malo desde que he llegado aqui.
-El cuerpo humano es debil, un golpe en el cuello puede asesinar, un golpe directo en la nuca te puede asesinar, un golpe directo en la zona del pecho te puede asesinar... Tenemos que coordinarnos, si falla el veneno, nuestros puños no fallaran, solo que hay que golpear con mucha fuerza. Asesinar es un arte, y muchas cosas insignificantes pueden asesinar a alguien, aunque pocos lo saben.
-Si eso falla... Pues tendremos que ver la manera de emboscarlos, y matarlos de una u otra manera, algo pesado que caiga en su cabeza, que caigan en una trampa y algo les atraviese, algo tiene que funcionar.
Volver arriba Ir abajo
Dobiwoman
Mod
Mod
avatar

Mensajes : 658
Fecha de inscripción : 28/06/2014
Edad : 20
Localización : En la concha de tu madre

MensajeTema: Re: Las arenas traicioneras de una tierra lejana [Priv.Tomato]   Miér Ene 13, 2016 4:55 am

Henry miró a Asthar con un rostro de desconfianza y confusión. Él no creía mucho sobre poder matar a alguien de un solo golpe pero, conociendo la macabra fama de los estranguladores, quizas sea cierto. También no tenía mucha confianza si tenía suficiente fuerza como para matar a alguien de un golpe. Henry siempre fue una persona de espada, el pugilismo nunca le llamo la atención.

- Si el veneno falla, el tema de los dos asesinatos te tendras que encargate tú. Eso de puños y patadas no son lo mío. Como sabes tanto de este tema, no tendras problema con dos personas tú sola, ¿No? Segun lo que escuche por mis lares, eres todo un asesino... aunque no sé si mataste muchas personas sin usar magia ni armas blancas.  

El estomago del joven hizo un sonido igual a la risa de Jastor. Tenía hambre. De la mochila saco dos buenas tiras de carne en salazon y dos hogaza de pan integral. En pleno movimiento de bedouen le dio la mitad a Asthar y con la otra mitad se armó un sandwich. Lo comía de a grandes bocados, siempre acompañados con pequeños sorbos de agua.

- Una buena manera de hacer la misión más rapida es dividirnos el trabajo. Puedo recoger lo que esta en el templo de Nozdormu y después entregar el oro al Sagrado Banco de Abadar y tú seras el verdugo de  Areoq Hotar y Guldric de Rhys. Segun el viejo no es dificil encontrarlos.  

¿Henry intentaba evitar manchar sus manos de sangres desconocidas o apoderar del codicado cofre e irse... o ambas? Solo él sabe esa respuesta.

_________________
Soy tu zorrita bien ardiente papi
Volver arriba Ir abajo
Tomatoide
Rolero experimentado
Rolero experimentado
avatar

Mensajes : 582
Fecha de inscripción : 28/06/2014
Edad : 17
Localización : In llur jart

MensajeTema: Re: Las arenas traicioneras de una tierra lejana [Priv.Tomato]   Miér Ene 13, 2016 12:01 pm

-Buen plan, pero... No pude evitar sonreir, siento que esta planeando algo malo, su familia es codiciosa, y el lo es tambien aunque no lo acepte, su reaccion al ver la gran cantidad de oro fue... Extraña, no le puedo confiar esta tarea a el.
-No hay necesidad de apresurarnos, para cometer un asesinato y salir libres de esta, tenemos que saber mas de esos dos... Los buscaras, los estaras acechando, analizando sus movimientos y patrones, y cuando tengas una idea me la dices, me facilitara buscar el momento oportuno para acabar con sus vidad, no te preocupes, tus manos no se llenaran de sangre.
No tenia mucha hambre pero aun asi termine rapido con el sandwich, esto posiblemente sera una pequeña molestia, pero prefiero tomarme mi tiempo y no fallar, tener todo completo, todo perfecto.
-Un error famoso entre los asesinos... Es el de apresurarse sabes, eso solo lleva a muchos errores, y eso conlleva a ser aprisionado... Pero en este lugar creo que eso es muerte.
Volver arriba Ir abajo
Dobiwoman
Mod
Mod
avatar

Mensajes : 658
Fecha de inscripción : 28/06/2014
Edad : 20
Localización : En la concha de tu madre

MensajeTema: Re: Las arenas traicioneras de una tierra lejana [Priv.Tomato]   Jue Ene 14, 2016 7:58 pm

Henry miró a Asthar con una notoria cara de molestia.

- ¿Acaso me has visto con cara de Sombra Blanca? Yo no soy un espía ni analizador. Mis conocimientos se limitan a la nautica, el comercio, politica y un poco la esgrima. Y en un hipotetico caso de que yo aceptara espiar a los dos, cosa que no voy a hacer ¿Qué haras tú? Para ir al Banco u al templo no tienes la misma labia u desenvoltura que tiene un Celtigar y dudo que te interesen ambas actividades.

El joven se quedó un rato callado. Estaba empapado en su propio sudor y la boca le sabia a arena. El sol seguía tan brillante, tan dorado como siempre. Las arenas cercanas al Sendero de Sal parecía oro o maiz. A Henry le dolió los pies con solo imaginar pisar esa arena descalzo.

- Depende de quienes sean nuestro objetivo. Si esos dos son funcionarios, sacerdotes, principes mercaderes u alguna otra figura importante, aunque no derramemos ni una gota de sangre, estaremos en la horca antes de que podamos decir: "quiero un juicio". Si Areoq Hotar y Guldric de Rhys son dos pobre diablos, nadie los recordara ni hara algo o tendremos que pagar una "pequeña" indulgencia a nuestro querido Sagrado Banco de Abadar. Aunque para algunos crimenes hay castigos que son peores que la muerte...

Antes de que pueda seguir hablando, tiro las riendas de su bedouen para detenerlo. En el horizonte se veía a una docena de gigantesca figuras humanas, la mayoria tenía cabezas de animales. Eran imagenes hermosas, dotadas con cientos de minuciosos detalles. Casi parecían reales.

- Son los dioses de la antigua Osirian, dioses más antiguos que todos los nuestros, anteriores a Khazum y los Siete Grandes. el Imperio Osiriano los adoró durante milenios e incluso después de su destrucción, muchos siguen adorandolos.

La mirada de Henry se perdio entre las majestuosas estatuas. Por un momento su mente viajó hacia aquellas viejas épocas en donde Osirian todavia seguia viva, joven, poderosa. Ningun reino o imperio llegara nunca al poder e importancia que tuvo Osirian para la historia, ni siquiera la imponente Nartidan.

- ¿A cuales dioses adoras, Asthar? ¿Qué deidades le rinde culto tu misteriosa familia?

_________________
Soy tu zorrita bien ardiente papi
Volver arriba Ir abajo
Tomatoide
Rolero experimentado
Rolero experimentado
avatar

Mensajes : 582
Fecha de inscripción : 28/06/2014
Edad : 17
Localización : In llur jart

MensajeTema: Re: Las arenas traicioneras de una tierra lejana [Priv.Tomato]   Vie Ene 15, 2016 12:20 am

-No me interesa si eres o no una Sombra Blanca, si eres el mejor o peor espia del mundo, o si puedes ser el rey de todo el comercio maritimo, si tienes habilidades para el comercio y la politica podras manejarte bien para averiguar acerca de esos dos, ¿Entendido? Por mi labia no te preocupes, soy una persona con muchas facetas, y esa no sera un problema, pero si te rehusaras a ir, entonces iremos juntos, he dicho. Si el reflejaba molestia, pues yo multiplicaba esa molestia en mi rostro y mi forma de hablar, no me gusto que me llevara la contraria en un plan malditamente sencillo, pero claro, como el señor comercio quiere estar presente, tomando en cuenta la gran cantidad de dinero...
Maldito testarudo.
Acerca del castigo de alguna manera buscare no ser atrapado, sera algo dificil con estos malditos Serkonos y sus habilidades extrañas pero podre manejarme bien, aunque me sorprende la pregunta acerca de los Dioses que alaban los Alarion...
-La mayoria le rinden culto al Dios de la Sabiduria y Conocimiento Arkanum, mientras algunos le dan mayor importancia al Dios del Poder y la Fuerza Sozilium... Algunos, pero una cantidad muy pequeña le rinden culto a diferentes dioses, algunos buenos y algunos malos... Pero el tercer Dios mas adorado es Kyria, la Diosa de la Intriga... Ya te imaginaras porque. En mi caso... Yo no adoro a nadie, nunca he sido de Dioses aun cuando se que existen, quizas deberia de alabar a Blanche pero ella no es de mi tipo definitivamente.
-¿Y tu familia, Celtigar? ¿A quienes les rinde culto?
Volver arriba Ir abajo
Dobiwoman
Mod
Mod
avatar

Mensajes : 658
Fecha de inscripción : 28/06/2014
Edad : 20
Localización : En la concha de tu madre

MensajeTema: Re: Las arenas traicioneras de una tierra lejana [Priv.Tomato]   Sáb Ene 16, 2016 5:26 am

Henry sabía que esa discusión llevaría a la nada misma y ralentizaría el trabajo, por lo que tuvo que ceder.

- Bien, bien bien, hare la puta investigación pero no te prometo nada. Eres un bastardo, Asthar y me debes una.

El joven escuchó atentamente los nombres de cada dios. Arkanum era mundialmente conocido y adorado por todos los eruditos, intelectuales, escritores y muchos otros sectores sociales. Representaba la sapiencia, el conocimiento y la sabiduria pero algunos teologos de polemica reputación decían que Arkanum era uno de los muchos aspecto de Nozdormu, el señor del tiempo y del destino, pero nadie cree en esa teoria. Sozilium no era un dios del agrado de Henry. Independientemente si es un mago, un luchaador un espadachin, olo gente ambicioso le rendía pleitesia a Sozilium a cambio de su bendición. Kyria era otra deidad que no le gustaba a Henry. La Señora de los Secretos, la Dama Negra; los elfos oscuros la adoran compulsivamente, se decia que las Sombras Blancas hacían lo mismo y a Henry no le extrañaba que los Alarion también le rezaran a ella  

- Nosotros, los Celtigar somos una casa exiliado de Gristol que terminamos en las tierras en donde muchos siglos despues se llamaría Etheit. Por eso, nosotros adoramos a los dioses sureños: Geryon, rey de los mares, Dyrianna, madre de las profundidades, Fulgur, señor de las tormentas y él.  

Sacó de su bolsillo una moneda de oro bastante antigua. De un lado se veía el rostro de un difunto rey. La otra cara de la moneda lucía claramente el simbolo de Abadar, dios de las riquezas, el comercio y, para algunas personas, la codicia. Henry escondió la moneda de vuelta a su bolsillo y galopeo a toda velocidad hasta la ciudad, las gigantescas estatuas indicaban que estaban cerca de Jabuil.
Estando lo suficienmente cerca se podia ver que las colosales estatuas estaban hecho de bronce. No, miento, eran de oro solido. Por los miles de años que estuvo en la interperie, el calor extremo y los vientos aridos, el oro tenia un aspecto tostado, mas oscuro y con evidentes marcas de erosión. No muy lejos de los gigantescos pies de aquellos dioses olvidados se encontraban los grisaceos muros de Jubail. Como ocurria con otras ciudades como Kaer Maga, Jubail estaba rodeada por una gruesa y alta muralla pero en este caso era circular. La entrada estaba cerrada por dos gruesas puertas de roca maciza que llevaban grabado numerosos jeroglificos y runas arcanas
Antes de Henry pudiera decir o hacer algo, tres hombres aparecieron de la nada y rodearon a los dos etheitas. Eran guardianes de Jubail, clerigos armados para la protecciones de la ciudad, de sus habitantes y de todo los templos que se encuentran allí. Uno de ellos, con una voz solemne, dijo:


- Bajense de los bedouen y coloquen sus manos sobre la nuca, por favor.

Henry siguio la orden sin ninguna vacilación. No tenían ninguna oportunidad contra guerreros que tienen de su parte a cientos de dioses. Uno de los guardias se acercó a él y otro a Alarion para desarmarlos por completo. Los ojos de ambos hombre tenía un destello verdoso, usaban magia para buscar cualquier tipo de arma. Mientras los desarmaban, el tercer guardia preguntaba:

- Sus nombres, sus nacionalidades y el motivo de su viaje no son importante para nosotros ni para la ciudad. Sus odios, rencores, guerras, conflictos, peleas deben olvidarse mientras esten en Jubail. Detras de estos muros, el lobo convive con la oveja y se ha mantenido así durante mucho tiempo. Para evitar todo esto deben jurar  ante los ojos de todos los dioses, ante los nuevos y los antiguos, ante los oscuros y los celestiales, ante los famosos y los olvidados que mientras esten dentro de Jubail no derramaran la sangre de su projimo ni usaran ningun tipo de magia contra ellos.  

Ante la gran importancia de esa pregutna, Henry sintio un fuerte retorcijon en el estomago. ¿Eran los nervios o el pan estaba en mal estado?

- Lo juro

Luego de recibir la misma respuesta de Asthar, los guardianos guardaron todas las armas en un saco de cuero y le dieron una última mirada con su visión arcana.

- Sus armas seran devueltas cuando salgan de nuestra ciudad. Sean bienvenidos a Jubail... pero recuerden, si mancillan la paz y la armonia de la ciudad o rompen una de nuestras reglas, ustedes perderan algo mas que sus vidas.

Con gesto de su mano, las grandes puertas se abrieron y los tres guardianes desaparecieron.
Montados en sus bedouen, las primeras impresiones de Jabuil eran muy interesantes y tenia una gran historia detras de ella. En el apogeo de Osirian, cuando abarcaba todo Serkonos, Jubail era el centro religioso del Imperio, el lugar donde se adoraban a esos dioses que fueron retratados en gigantescas figuras de oro solido. Con la caida de Osirian, los esclavos de muchas ciudades se refugiaron en Jubail y la hicieron propia. Cada esclavo era distinto al otro debido a su raza, origen, etnia y culturo pero, teniendo todo eso en contra pudieron hacer de Jubail una ciudad pacifica, sagrada, una ciudad protegida y unida por los dioses de cada rincon del mundo. Eso con solo ver un poco la ciudad se notaba claramente. Un templo de Azura, diosa de la vida, estaba practicamente al lado de uno de Arkay, señor de la muerte. Los sombríos simbolos de Sithis se mezclaban con las hermosas plegarias de Khazum. Un temible señor oscuro parloteaba sobre cuestiones banales con un benevolente clerigo a las puertas de su iglesia. El elfo y el enano, dos razas ancestralmente enemigas, debatian amistosamente sobre en que parte del mundo se servía la mejor cerveza. Como dijo aquel guardian, detras de los muros de Jubail no existia el negro o el blanco, todo era un mundo de grises. Los dioses oscuros convivian con los celestiales, los nuevos con los antiguos, los olvidados con los famosos. Esto también se aplicaba con los habitantes y turistas de Jubail.


- Bien, a mi me toca buscar a esos dos. ¿Qué haras, tú? ¿Vas a ir al Sagrado Banco de Abadar, al templo de Nozdormu a recoger al objeto o a merodear por ahí como un completo inutil?

Se bajo del bedouen y colgó la mochila en su espalda. Agarró el pellejo de agua y se vertio un poco en la cabeza para resfrescarse.

- ¿Qué te parece Jubail? Una mierda como esta no duraría ni diez segundos en Etheit, ni en otras partes del mundo. [/i]

_________________
Soy tu zorrita bien ardiente papi
Volver arriba Ir abajo
Tomatoide
Rolero experimentado
Rolero experimentado
avatar

Mensajes : 582
Fecha de inscripción : 28/06/2014
Edad : 17
Localización : In llur jart

MensajeTema: Re: Las arenas traicioneras de una tierra lejana [Priv.Tomato]   Sáb Ene 16, 2016 11:29 pm

-Yo se que soy un bastardo... Y se siente muy bien. Sonrei de oreja a oreja, me gusta que las personas sigan mis planes sin rechistar ya que me facilita lo que tengo pensado, aun si me equivoco, pero me siento mas feliz fallando mis planes a fallar los planes de otra persona.
Todos esos dioses se me hacian conocidos, aunque ninguno era de mi agrado de cierta manera, Geryon pues supongo que es obvio, a mi no me gusta el mar, como detesto esos molestos viajes...
Pero no es sorpresa que le tenga fe a Abadar, es un Celtigar y el dinero es su Dios, y el Dios de las riquezas pues es como su salvador... Benditos aquellos que entran en esa tierra de riqueza infinita, cosa que la gente pobre no logra hacer normalmente...

Al llegar a Jabuil, simplemente no me sorprendio mucho la casi emboscada de esos tipos, ¿Tan importante es este lugar para hacer eso? Claro que no me inmute, ni me moleste porque sabia que iba a suceder esto con estos tipos extraños, simplemente hice mi juramento pero... Mi alma sabe que no lo cumplire, mi mente sabe que asesinare, y mi corazon sabe que acabare con una vida aqui.
Me gusta este ambiente, aqui todos son iguales practicamente, aqui no hay problemas sobre ideologias ni temas religiosos... Este lugar es la viva imagen de la neutralidad, y eso me gusta muchisimo.
Es un lugar impresionante... Casi me siento en un hogar, pero lastima que no pueda ser asi, y no pueda convertir este remoto lugar en mi hogar.
-Primero ire a saldar la deuda de Jastor en el banco... Quizas aproveche para merodear un poco por alli y luego hacia el templo de Nozdormu, tu solo investiga y haz lo que desees mientras cumplas tu objetivo. Tome un sorbo de agua y observe una vez mas el ambiente.
Volver arriba Ir abajo
Dobiwoman
Mod
Mod
avatar

Mensajes : 658
Fecha de inscripción : 28/06/2014
Edad : 20
Localización : En la concha de tu madre

MensajeTema: Re: Las arenas traicioneras de una tierra lejana [Priv.Tomato]   Lun Ene 18, 2016 12:10 am

Henry no le dio mucha importancia que evadiera la última pregunta. Quizas este un poco distraido por todo el peculiar ambiente de la ciudad.

- Bien, haz todo eso mientras yo intento investigar. Como ya dije, no esperes grandes cosas de mí.

El muchacho escuadriñó el cielo. La noche se asomaba con delicadeza, tiñiendo de morado poco a poco el inmaculado cielo serkono. Antorchas y faroles de aceites bañaban de luz a la ciudad, manteniendo a raya las sombras nocturnas. Aquellos templos, santuarios e iglesias dedicados a dioses oscuros tenían prendida  velas de vidrio negro cuyas llamas eran violaceas u verdosas, los colores que supuestamente tiene el fuego del Inframundo.

- Nos encontraremos más adelante en aquella cantina de la esquina. Parece que es un templo de Bamdar, dios embaucador de las festividad, el vino y el libertinaje. Cualquier cosa, si no me encuentras usa tu instinto arcano. No hagas ninguna estupidez ni intentes llevarte el oro contigo y sal un poco de ese papel de chico malo, golpeado por la vida. Como dijieron los guardianes, a nadie le importa tus problemas, ni los míos.

Sin agregar nada más, Henry se alejó de Asthar y, acompañado por el bedouen, se mezcló entre la multitud de gente que, a pesar de ser de noche, seguian muy activo.
El Sagrado Banco de Abadar estaba a más de 50 pasos de la posición del mago negro pero por su magnitud y su tamaño, destacaba entre todos los edificios. Estaba construida con marmol y piedra caliza, tanto su cupula como sus pesadas puertas eran de oro solido. Un estrangulador estaba a cada lado de la entrada. Eran hombres altos, musculosos, vestidos con un chaleco de seda y pantalones holgadas. Sus unicas armas eran sus manos y una delgada tira de cuero usara para estrangular.
A un lado del Sagrado Banco de Abadar se veía a un santuario antiguo, algo abandonado pero que todavia conservaba cierto aura tenebrosa. Una estatua deforme de obsidiana y con ojos de rubíe indicaba que era un templo de Sithis, dios del caos y la entropia. En su podrida puerta de madera se notaba un simbolo, un gran mano negra. En frente de dicho templo había una fuente de un liquido negro y muy espeso. Una pequeña cola de magos negros y señores tenebrosos se acercaban a ella y bebian su contenido para luego entrar an oscuro templo. Era realmente tenebroso.
En la otra calle estaba el templo de Nozdormu. Era pequeña comparado a las otros dos templos pero eso no sigificaba que no sea hermoso. Hecha con arenizca, tenía un gigantesco reloj de arena. La entrada del templo era de bronce y su único guardia era un estrangulador gordo, entrado en años pero que tenía de arma un baston de madera. En la puerta izquierda tenía inscripto: "El tiempo es oro"; En la puerta derecha se podia leer: "La verdad es la hija del tiempo".    

_________________
Soy tu zorrita bien ardiente papi
Volver arriba Ir abajo
Tomatoide
Rolero experimentado
Rolero experimentado
avatar

Mensajes : 582
Fecha de inscripción : 28/06/2014
Edad : 17
Localización : In llur jart

MensajeTema: Re: Las arenas traicioneras de una tierra lejana [Priv.Tomato]   Lun Ene 18, 2016 1:12 am

-¿Para que quisiera llevarme el oro conmigo? Deberias saber mejor que nadie que no me interesan las riquezas, crustaceo. Fue lo que dije mientras me alejaba con mi mano extendida en el aire moviendola de lado a lado levemente mientras montaba mi bedouen... Este lugar puede ser muy interesante, pero el templo de Sithis y esa Mano Negra... ¿Es enserio? No creo que sea esa organizacion maligna liderada por Darius, que ahora que lo pienso tiene tiempo de no hablar conmigo... ¿Le dejo entrar en mi mente unos segundos? Veamos que tiene por contarme el viejo Darius... Mientras me acercaba al banco de Abadar, pense en Darius, como si lo estuviera contactanto.
-Oye Darius, ¿Estas por alli maldito? Pense, con un tono algo grosero y arrogante, quizas logre contactar con el, aunque lo hago para perder el tiempo... Ojala no responda, y si responda que no aparezca su espectro... Era molesto el que yo sea el unico que podia mirarlo cuando era pequeño, como si fuera una clase de familiar molesto.
Volver arriba Ir abajo
Dobiwoman
Mod
Mod
avatar

Mensajes : 658
Fecha de inscripción : 28/06/2014
Edad : 20
Localización : En la concha de tu madre

MensajeTema: Re: Las arenas traicioneras de una tierra lejana [Priv.Tomato]   Lun Ene 18, 2016 2:08 am

El templo era grande, muy espacioso, lleno de lujos y ostentosas decoraciones. Pocas personas se encontraban dentro del lugar, la mayoria eran sacerdotes que discutían sobre la economía mundial. El archibanquero Tarander, uno de los pricipales representantes del Banco, estaba ocupado, habando en su despacho con una figura más importante que Asthar.
Una sombra tenue apareció entre las personas. De aspecto calaverico, sus ojos eran rojo sangre y despedía un fuerte hedor a muerte. Solo Asthar lo podía ver pero el resto de las personas sentían su presencia, más o menos.


- ¿Qué haces tan lejos del nido, pichon? Estas no son tierras para un Alarion.

El espectro se acercó a Asthar. De cerca se le notaba aún más la pudedumbre de su cuerpo. Era logico, Darius Brennian permanecía muerto hace muchisimo tiempo.

- Me llamas en la ciudad de todo los dioses y en las tierras que alguna vez me acogieron a mí y a mi familia. Es casi insultante

Se lo notaba entre debil y cansado. Estar dentro de un templo como el de Abadar inhibía bastante al poder de Darius.

- Asthar, siempre tan arrogante, tan imberbe... Trabajar con Gallywix  es jugar con fuego. Sí. ellos lleva mi sangre pero Jastor es diferente. Fue tocado por la misma diosa con la que me traicionaste una vez, puto pusilamine. Blanche

_________________
Soy tu zorrita bien ardiente papi
Volver arriba Ir abajo
Tomatoide
Rolero experimentado
Rolero experimentado
avatar

Mensajes : 582
Fecha de inscripción : 28/06/2014
Edad : 17
Localización : In llur jart

MensajeTema: Re: Las arenas traicioneras de una tierra lejana [Priv.Tomato]   Lun Ene 18, 2016 2:22 am

Simplemente sonrei al observar a Darius, definitivamente parece algo ofendido de que lo llame practicamente en las tierras que fueron su hogar, y me alegra el saber eso puesto a que esa era la idea... Estas no son mis tierras, son las tierras de los descendientes de Darius, y que yo, un descendiente de Zalek, el que lo asesino este aqui, ha de ser algo doloroso para el.
-Pareces un poco cansado Darius... ¿Que te sucede, estar en territorio sagrado te pone mal? Animos, ya pronto terminare de saldar la deuda de tu "querido" descendiente. Sonrei de oreja a oreja, como si estuviera feliz, aunque los demas no me escuchen y no diga una sola palabra de mi boca, mentalmente me comunico a la perfeccion con el putrefacto Darius.
Me acerque a uno de los representantes del banco, con una gran sonrisa en mi rostro, mientras dije con un tono frio y serio.
-Lamento mucho la interrupcion, pero he venido aqui a pagar la deuda que Jastor Gallywix tiene con el Banco de Abadar. Mientras esperaba sus reacciones, seguia platicando con Darius.
-¿Jastor tambien conocio a Blanche? Mira que interesante, no sabia ese pequeño detalle... Pero no te preocupes Darius, no fue personal lo mio con Blanche, no seas celoso... Ademas que esa no es una forma de hablar de tus queridos descendientes... Aunque para ti no son mas que basura he de imaginar. Todo lo decia con un tono orgulloso y sin miedo, como si fuera totalmente normal para mi hablarle a Darius de este modo.
-Mira el lado bueno... Estas visitando tus tierras una vez mas, ¿No te trae nostalgia o algo? Ademas de que estas cerca de un templo de Sithis con el simbolo de La Mano Negra... ¿Tu no tienes nada que ver con eso, verdad...? Bueno, ya se la respuesta de todas maneras, ¡Jajaja! Se pudo observar en mi rostro una sonrisa de felicidad pura... Algo que no siempre suelo demostrar.
Volver arriba Ir abajo
Dobiwoman
Mod
Mod
avatar

Mensajes : 658
Fecha de inscripción : 28/06/2014
Edad : 20
Localización : En la concha de tu madre

MensajeTema: Re: Las arenas traicioneras de una tierra lejana [Priv.Tomato]   Lun Ene 18, 2016 11:14 pm

Darius no estaba de humor como para aguantar la arrogante actitud de Asthar. Había desperdiciado su poco "tiempo libre" en visitar a su pupilo que hace bastante tiempo no lo veía por cuestiones de fuerza mayor.
El espectro notó que el mago negro cambió ligeramente desde el último encuentro, justo en tierras nartidanas. Le resultaba peculiar.


- ¿El desierto te volvio más atrevido o el sol te frío la cabeza? Parece que tu padre no te pego lo suficiente como para quitarte lo idiota. Mientó, Lord Malthreus si lo hizo pero te ablandaste tanto que volviste a ser al de antes, un niñito asustado que busca poder para compensar su vida de mierda, para llenar ese vacio que él no puede llenar con amor u amistad.  

La lengua mordaz de Darius siempre lo había llevado a grandes lugares... o a la terribles decadencia.
La mención de su familia no le hizo mucha gracia pero sabía como reaccionara ante eso.


- Son la sangre de mi sangre, mi linaje. Es lo mas importante que hay, después de Lord Sithis... ¿Pero qué sabes tu sobre la familia? Eres un pero mancillado, famelico que nadie quiere, que busca el hueso más grande que hay y lo único que recibe es una patada. Ahora que lo pienso, un perro solitario tiene más cariño que tú. Nunca sentiras el dulce amor de una doncella, tener ese hermoso sentimiento de tener a tu hijo en brazo, de recibir cariño. Reemplazas todo eso por poder, piensas que es lo más importante del mundo. Quizas lo sea pero lo que más amamos nos acaba destruyendo. Cuando mas poder obtienes, más debil eres.

Esbozó lo más parecido a una sonrisa podía hacer.

- Los templos de Sithis y la Mano Negra siempre estuvieron cerca para que la gente recurra a sus servicios. Este templo en particular es el más antigua que todos y los agentes de la Mano Negra estan ahí desde mucho antes de que yo naciera. Yo solo mueve un poco los hilos y hago que los demas piensen que esa idea o esa accion fue fruto de su inteligencia.

Cuando Asthar fue a hablar con uno de los sacerdotes, Darius lo siguio. El hombre en cuestion era un mediano de ojos saltones y rostro congestonado. Miró con desprecio al etheita pero, como el sacerdote que era, se inclino ante el mago negro y dijo con los hombros encogidos dijo:

- Mi señor, yo no estoy autorizado para realizar una transacción de tal envergadura. Acompañeme, iremos a ver al archibanquero Tarander.  

Sin importa si le seguían o no, el mediano se dirigio al opulento despacho del archibanquero. A traves por un pasadizo bastante estrecho,  pasillos casi laberinticos ,y subiendo y bajando escaleras, llegaron a la vasta habitación. La sombra de Darius estuvo en todo momento junto a ellos pero no decía nada ni tampoco queria escuchar nada. Era un mero espectador
Cuando entraron a los aposentos del archibanquero, el poderoso hombre charlaba amenamente con un siniestro hombre. Muchos pergaminos y contratos estaban desplegados, Tarander revisaba cada uno de ellos mientras el que parecía un sultan bebía un raro liquido rojo desde una calavera chapada en oro.  
El archibanquero Tarander era un hombre cuarenton, corpulento, de pelo raleado color azabache. Era de sangre shoanti, su piel negra como el ebano lo delataba. Las finas ropas de seda dorada, joyas de piedra peciosa y el pesado medallón de Abadar que colgaba de su cuello contrastaba con su origen shoanti. Muchos creían que Abadar no solo era el dios de las riquezas y el comercio sino también era el padre de la codicia, y Tarander lo repesentaba muy bien.
Tarander miró con perspicacia y molestia al etheita por interrumpir la reunion. El otro hombre estaba más molesto aún y vocifero algo en el idioma del desierto, demostrandose muy disconforme con la presencia de esos dos. El mediano hizo una larga y gran reverencia ante su superior y con una  


- He dicho mil y una vez que tú y tus hermanos se encarguen de todo mientras yo me reunía con Lord Hotar. ¿Qué es lo que pasa, Gormadoc?- Dijo Tarander con una voz gentil, camuflando muy bien su molestia-

- Mi señor, este muchacho viene en nombre de Jastor Gallywix, Sultar de Kaer Maga. Va a saldar la gran deuda que tenía con nosotros.

Una grata sonrisa se le dibujo en el rostro de Tarander, esas palabras fueron como música para sus oidos pero el otro hombre escupio tres veces al oir el nombre de Jastor.

Areoq Hotar estar primero. Que perro de la Vieja Avispa, esperar. Yo pagar bien por cabeza de perro- Dijo el hombre con un buena sonrisa, luciendo sus oscuros y filosos dientes, parecidos al del tiburon

- Mi señor, solo tardaremos un par de minutos. Luego reanudaremos esto... y en este templo no se permite ningun perjurio como la muerte de un informante.  - Dio vuelta su cabeza hacia Asthar- Y bien ¿Dónde esta el oro, muchacho?

_________________
Soy tu zorrita bien ardiente papi
Volver arriba Ir abajo
Tomatoide
Rolero experimentado
Rolero experimentado
avatar

Mensajes : 582
Fecha de inscripción : 28/06/2014
Edad : 17
Localización : In llur jart

MensajeTema: Re: Las arenas traicioneras de una tierra lejana [Priv.Tomato]   Lun Ene 18, 2016 11:44 pm

-Hablas con mucho veneno en tu fria y muerta boca Darius, pero tu y yo sabemos que este es el camino que tu elegiste tambien, solo que yo me estoy centrando mas en encontrar el poder mientras tu decidiste engañarte a ti mismo y hacer una "familia", simplemente para tener un linaje... Dime lo que quieras Darius, pero sabemos muy bien que mi camino no es equivocado, puesto a que tu tomaste ese mismo camino hace mucho tiempo atras... Pero mi desenlace sera otro.
En todo momento de sus palabras siempre me mantuve frio e inexpresivo, lo que Darius ha dicho quizas sea cierto, pero aun asi ese es el camino que el mismo me enseño, el camino del Poder, el camino de la fuerza... Y no me saldre del camino por unas palabras frias de alguien como el, aunque su respuesta acerca de la Mano negra ya me la esperaba de cierta manera... El siempre esta involucrado en todo tipo de acciones oscuras con esos tipos.
-La Mano Negra tiene incluso dominio en un lugar como este... Siempre me he preguntado cuales son los verdaderos propositos de estos tipos Darius, ¿Que es lo que de verdad busca la Mano Negra? Alguien como tu debe saberlo, ya que tanto para ti como para mi el conocimiento es poder. Sonrei al pensarlo, mientras seguia sin decir una palabra al mediano que me hizo un rostro de desprecio, deberia de regresarle la mirada o acabar con su vida... Pero lastima que no puedo hacer eso aqui, es una lastima.
-Es una molestia estar haciendo los recados de tu linaje, pero sera un buen entrenamiento... Yo por eso estoy aca Darius, y aprovechando que estoy en tus tierras... Nada mejor que mi literalmente viejo maestro para que me enseñe cosas nuevas... ¿No lo crees...? Lo observe por unos segundos, ya podre saldar la deuda pero al parecer podre matar dos pajaros de un tiro, Areoq Hotar ha sido encontrado y no pude evitar reirme en voz baja antes de responder.
-El oro esta en un cofre que ha sido transportado por mi Bedouen señor, puede mandar a alguien a traer el cofre y revisar su mercancia adentro para que pueda confirmarlo. Por unos segundos observe a Areoq, pero mi mirada fue... Asesina, si algo emanaba mi aura en ese momento era sed de sangre y se podia sentir con facilidad aun la gente que no tuviera magia, pero no duro mas que unos dos segundos.
-Que suerte la mia... Ese maldito gordo con dientes de tiburon es mi objetivo a asesinar... Hmmmmm... ¿Como podria acabar con su vida sin meterme en problemas? Solo veo el veneno como opcion... Que complicado, creo que esperare a observar una mejor opcion.
Volver arriba Ir abajo
Dobiwoman
Mod
Mod
avatar

Mensajes : 658
Fecha de inscripción : 28/06/2014
Edad : 20
Localización : En la concha de tu madre

MensajeTema: Re: Las arenas traicioneras de una tierra lejana [Priv.Tomato]   Mar Ene 19, 2016 3:06 am

Darius miró a Asthar con un gran gesto de negación.

- Tu no puedes decir si me engañe a mi mismo o no si nunca experimentas tener una familia, Asthar. Yo conseguí el equilibrio perfecto mientras tú no tiene ni uno ni lo otro. Cuando tenía tu edad pensaba igual que tú pero cuando madure busque poder por una ideologia, por un dios cuyo es el glorioso Sithis y por la Mano Negra. Careces de disciplia, de fé pero ers un diamante en bruto que vengo trabajando desde años pero tu juventud te ha vuelto arrogante y cinico, y cada vez es más dificl tratar contigo.

Escuche atentamente la pregunta de Asthar sobre la Mano Negra.

- Nosotros solamente seguimos la gran voluntad de nuestro dios. En antaño realizabamos impecables trabajos de asesinato que nadie sabía que eramos nosotros ya que la muerte es un regalo, un dulce regalo que poca gente merece. La Mano Negra antes era un mito, solo un debil y letal susurro entre el griterio del mundo pero yo y otros cuatro, para bien o para mal, hicimos que el mundo completo nos conozca. Ahora el concepto de muerte se ha tergiverzado por muchos agentes de la Mano Negra. Ya no ven la muerte como sagrada, como un regalo sino ven la muerte como un medio para hacer otras cosas nefastas.
Los verdaderos objetivos de la Mano Negra son y seran siempre un secreto para ti. No eres miembro de ella y ser mi pupilo no te convierte parte de tal organización. Solo te puedo decir que últimamente estoy moviendo continuamente los hilos.


A Darius se le escapó otra putrefacta sonrisa debido a que Asthar querer más poder.

- Quizas pueda entrenarte, enseñarte cosas nuevas pero no sera ahora. Como bien dijiste, la sangre de mi sangre sigue vigente por estas tierras y estar por aquí es muy negligente por mi parte. Pueden detectarme, saber de mí existencia... y yo trabajo mejor si estoy olvidado.

Se sorpendio un poco que le pidiera recomendaciones de cómo matar a Areoq Hotar.

- ¿Desde cuando Asthar Alarion necesita consejos para asesinar a alguien? Ese gordo no se merece la muerte, es demasiado impuro como para recibir tal regalo. Siempre te he dicho Asthar que no desperdicies el don de la muere en escoria, te lo dije mil veces pero tu estupida cabeza y tu impetuosidad hacen que no sigas mis ordenes. Si sigues así, me vere forzado a abandonarte porque es como hablarle a una pared.

Hotar no se vio intimidado por el aura del muchacho. El hombre le pago con la misma moneda, liberando una oscura y rojiza aura de dolor y furia. El archibanquero con una sola seña de su mano hizo que el mediano bajara a traer el cofre lleno de riquezas. Habra tardado menos de un cuarto de schulz en traer el pesado cofre, con la ayuda de dos escribas más. Cuando se vio el contenido, ninguno se sorprendio por la cantidad de oro que había. Eso era apenas una pizca de lo que se podia ver en las secretas arcas del Banco de Abadar. Los dos escribas se acercaron al cofre para conjurar un hechizo para contar la cantidad exacta de oro pero Tarander los detuvo.

- Haganlo manualmente. Existen todo tipo de encantamientos que pueden engañar esos hechizos y Jastor es un maestro en esas cosas.

Los dos escribas se miraron entre sí, resignados por hacer tan laboroso trabajo. Mientras, Areoq seguía tomando esa bebida rojiza desde su calavera de oro. Darius ya se quería ir pero no sin antes darle una ayuda a su pupilo, pese a que otorgaría el don de la muerte a un indigno..

- Lo que voy a hacer consideralo como un pequeño regalo.

La sombra de Darius se movió con celeridad hasta estar justo en frente de Areoq Hotar. La eterea mano derecha de Darius se introdujo en el pecho del hombre, a la altura del corazón. Solo tuvo que apretar bien fuerte el corazon como para detenerlo en un instante. Areoq cayo al suelo, llevandose ambas manos inutilmente al pecho. El archibanquero fue inmediatamente a socorrerlo pero ya era tarde, Hotar estaba tan muerto como Darius.
El espectro se dio vuelta para mirar a Asthar.


- Hasta luego, Asthar. Enviale saludos a tu padre, a Mireia y mi más sentido pesame por lo de tu dragon.

Sin decir nada más, desaparecio del lugar. Tarander estaba más pendiente en que los escribas no se equivoque mientras contaba que en la inesperada y no tan tragica muerte de Areoq Hotar.
Cuando los escribanos terminaron de contar, le dieron el visto bueno al archibanquero, dicendo en la lengua del desierto de que no faltaba ni una sola moneda.


- Veo que Jastor cumplio con su palabra. La deuda esta saldada. Ahora muchacho vete de aquí de inmediato que tengo mucho trabajo que hacer y debo arreglar este desastre de inmediato. Guardias, indiquenle cuál es la salida.

Dos altos y corpulentos estranguladores entraron al despacho, agarraron a Asthar y lo escoltaron afuera del templo casi a rastra.

_________________
Soy tu zorrita bien ardiente papi
Volver arriba Ir abajo
Tomatoide
Rolero experimentado
Rolero experimentado
avatar

Mensajes : 582
Fecha de inscripción : 28/06/2014
Edad : 17
Localización : In llur jart

MensajeTema: Re: Las arenas traicioneras de una tierra lejana [Priv.Tomato]   Miér Ene 20, 2016 9:40 pm

-¿Eso significa que antes era mas facil de manipular? Bueno... Supongo que eso puede ser algo bueno para mi y malo para ti, ¿No crees Darius? Pense con cierto interes, eso significaba que antes era facil de manipular pero... ¿Como es que acabe siendo el tipo que soy yo? Todo lo que yo se de cierta forma me lo transmitio el cadaver de Darius... ¿Soy un resultado fallido para el entonces? No, el obtuvo el resultado que queria de mi, y yo obtuve de cierta forma parte de lo que queria... Pero no todo fue perfecto, lastimosamente para el y para mi.

-Ustedes los de la Mano negra y su ideologia de la muerte siempre me ha parecido interesante, pero al mismo tiempo no me interesaria participar el ese rollo... Suspire, de hecho seria seguir un camino diferente para el cual deseo poder, para el poder destruir a las amenazas que dañen a los demas, para destruir a la oscuridad con mas oscuridad desde la raiz... Hasta que posiblemente solo quede yo, pero aun asi Darius quiere enseñarme mas poder pero no por ahora y tiene razon... Su sangre puede ser peligrosa por estas zonas.
-No creas Darius... Respeto tus enseñanzas de vez en cuanto, si no las hiciera seria totalmente un genocida... Intentare no desperdiciar ese "don" como tu dices... Pense algo molesto... Pero sinceramente me sorprendio de que el asesinara a Areoq, es simplemente sorprendente el hecho de que me haya ayudado de esa manera, pero sus palabras infundaron cierto enojo en mi, ¿Como estaba enterado de la muerte de Igran? Aun puedo recordar su muerte... Y no me parece un recuerdo bonito, maldito Darius...
De repente pudo sentir un escalofrio que siempre tengo cuando Darius desaparece pero esta vez fue mas poderoso... Senti como cierta aura oscura y poderosa me abrazaba, estaba totalmente petrificado puesto a que jamas habia sentido un poder asi en mi vida... ¿Que demonios es esto?
-No deberias abrazar tanto a la Oscuridad... Pude sentir que me susurraba alguien en el oido, jamas habia escuchado esta voz... ¿Quien mierda es? ...O acabaras siendo parte de ella y no habra vuelta atras... Cambia tu destino mientras tengas tiempo... Y en un abrir y cerrar de ojos esa aura desaparecio, intente observar a mi alrededor que habia sido eso pero no habia nadie... Observe con cierto temor a el banquero, me intente recuperar y dije:
-S-Si... El señor Galliwix siempre cumple sus promesas en cuestiones de negocios señor, ha sido un placer. Hice una reverencia y sali del banco... Es mejor que me apresure a traer lo que Jastor necesita, por lo cual me monte en mi Bedouen y me diriji hacia mi siguiente destino... ¿Que habra sido aquella aura...? Jamas en mi vida habia sentido algo asi...


Última edición por Tomatoide el Lun Feb 08, 2016 1:22 am, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Dobiwoman
Mod
Mod
avatar

Mensajes : 658
Fecha de inscripción : 28/06/2014
Edad : 20
Localización : En la concha de tu madre

MensajeTema: Re: Las arenas traicioneras de una tierra lejana [Priv.Tomato]   Miér Ene 20, 2016 10:40 pm

En la fría noche de Jubail, la gente comenzaba a refugiarse en bares o en sus propios domicilios para resguardarse de las bajisimas temperaturas. Solo un puñado de guardias estranguladores merodeaban por las calles, armados con bastones y tiras de cuero.
Asthar no tuvo que cabalgar mucho como para llegar al templo de Nozdormu. A pesar del horario, entro sin ningun problema. El templo era chiquito, muy austero en contraste al Banco de Abadar y, al ser la casa del dios del tiempo, por supuesto estaba plagado de relojes de todo tipo. También se podía encontrar varias estanterias con libros y pergaminos relativos a la tematica del tiempo y del destino. Si un despistado entraba allí, podria confundir el santuario al de uno de Arkanum por esto.
El templo estaba vacio. El mago negro no pudo ver a nadie mas. Solo un par de velas iluminaban la sala. La soledad en penumbras era inquietante, sobre todo desde aquella experiencia sobrenatural.


- Sabia que vendrías, Asthar de Etheit. Te he esperado durante varias schulz pero veo que tardaste bastante.

Entre las sombras aparecio un enano bastante viejo, canoso, de larga barba blanca adornada con una hebilla de oro.

- No intentes ocultar tu identidad, Asthar. A traves de un sueño, mi dios me dijo que un Alarion vendría a mi templo a recoger algo que encargo el Sultan de Kaer Maga. Esperame un momento, joven Alarion.  

El enano desaparecio de nuevo entre la oscuridad y volvio casi un cuarto de schulz después. Tenía entre sus manos una serie de tablas arcaicas y detras de él, levitando por los aires, le seguía un grueso y antiguo libro cuya cubierta estaba hecha de escamas de dragón. Con un leve movimiento el antiguo libro se posó en frente de Asthar y el enano le dio los tablones a la mano.    

- Eso es todo lo que pidio la Vieja Avispa. ¿Usted sabe lo que es cada cosa, no?

_________________
Soy tu zorrita bien ardiente papi
Volver arriba Ir abajo
Tomatoide
Rolero experimentado
Rolero experimentado
avatar

Mensajes : 582
Fecha de inscripción : 28/06/2014
Edad : 17
Localización : In llur jart

MensajeTema: Re: Las arenas traicioneras de una tierra lejana [Priv.Tomato]   Miér Ene 20, 2016 10:53 pm

Al sentir el frio me senti algo molesto, mi ropa no esta para soportar el frio pero al menos usando mi magia negra puedo calentar mi sangre lo suficiente para andar tranquilamente, aunque paulatinamente esto me quitara cierta cantidad de magia con el tiempo podre soportarlo, esto no es nada.
Al observar tantos relojes me quedaba fascinado, siempre he querido controlar el tiempo de alguna manera, pero mi magia negra no me permita mas que detener la realidad unos pequeñisimos segundos, aunque nunca he usado bien esa magia, y dudo que la pueda perfeccionar... Dado que solo la uso en situaciones criticas...
Me puse en guardia cuando aparecio el enano diciendome sobre todo lo que yo venia a hacer... Entonces al parecer este Dios si que cuida de sus lacayos, pero al observar esos tablones y el libro mi curiosidad desperto y mas cuando este enano me habla... Lo observo por unos segundos antes de contestar.
-Segun Jastor Galliwix no debo de saber que es esto... Y no me extrañaria que si lo supiera se enterara de alguna manera, pero si quieres ilustrarme acerca del valor de estas dos cosas no me molestaria. Le dije seriamente, sin quitarle mi vista de encima.
Volver arriba Ir abajo
Dobiwoman
Mod
Mod
avatar

Mensajes : 658
Fecha de inscripción : 28/06/2014
Edad : 20
Localización : En la concha de tu madre

MensajeTema: Re: Las arenas traicioneras de una tierra lejana [Priv.Tomato]   Miér Ene 20, 2016 11:10 pm

El enano colocó su mano sobre el libro con escamas de dragón.

Llamar a a este libro una enciclopedia de dragones sería un completo insulto. Es el Draconorum, un viejo libro que tiene todo tipo de información sobre los dragones que han existindo y que existen en nuestor mundo y en las dimensiones adyacentes. Habla sobre las caracteristicas de los dragones, los distintos tipos, habitat, cultura, religion, idioma, magia racial, debilidades, cómo matarlos y de qué manera "esclavizar" a uno. Solo existen cinco tomos de este libro y fueron escritos por un archimago elfo de Dalaran hace muchisimo tiempo, recopilando toda la informacion conseguida por el Kirin Tor. Antes existían más de 30 tomos de Draconorum pero casi todos fueron destruidos por los mismo dragones o por sus hijos mestizos.- Finalizó el sacerdote con cierta pena en su voz por la destrucción de esos libros.

Señaló con su dedo indice a los tablones.

- Son tablones de la antigua Osirian. Contiene grabado poderosos hechizos de aquella gloriosa epoca de oro y conocimients olvidados por todos nosotros... pero casi nadie sabe leer los simbolos que usaban esa antigua civilización. Jastor lo más seguro es que lo sepa.


_________________
Soy tu zorrita bien ardiente papi
Volver arriba Ir abajo
Tomatoide
Rolero experimentado
Rolero experimentado
avatar

Mensajes : 582
Fecha de inscripción : 28/06/2014
Edad : 17
Localización : In llur jart

MensajeTema: Re: Las arenas traicioneras de una tierra lejana [Priv.Tomato]   Miér Ene 20, 2016 11:19 pm

-Jastor con estos libros tendra un poder considerable... Y eso podria ser peligroso pero no quiero tenerlo de enemigo... Te agradezco tu informacion enano. Hice una pequeña reverencia con mi mano mientras sontenia con la otra todo con gran facilidad.
-Mi mision esta cumplida... Ojala estos libros sean utilizados para combatir el mal, pero con Galliwix lo dudo, hasta nunca. Me marche sin decir muchas palabras, puesto a que ya es noche y debo de encontrar a Henry...
Active mi magia oscura en mis ojos para seguirle el rastro, siguiendo su aura... No me resultara molesto puesto que mi habilidad de rastreamiento es muy buena y hace no mucho estuve con el, por lo cual aun puedo ubicarlo facilmente... ¿Que habras estado haciendo, Henry?
Volver arriba Ir abajo
Dobiwoman
Mod
Mod
avatar

Mensajes : 658
Fecha de inscripción : 28/06/2014
Edad : 20
Localización : En la concha de tu madre

MensajeTema: Re: Las arenas traicioneras de una tierra lejana [Priv.Tomato]   Miér Ene 20, 2016 11:58 pm

Los rastros de Henry lo condujeron a un bar, exactamente al santuario de Bamdar, dios embaucador de las festividad, el vino y el libertinaje.
El interior de la cantina estaba infestado de gente. Dentro del lugar todos buscaban pasar una noche con la ayuda del alcohol, el tabaco y otras drogas que pululeaba por ahí. El aroma a vino, licor y cigarillo invadía toda la habitación. Las paredes internas del templo/bar eran de arcilla roja. Había decenas de mesas y una larga barra atendida por los sacerdotes del templo. En una esquina existía un pequeño altar donde se podía ver la peculiar figura de Bamdar, su mano derecha sostenía una jarra de vino y la izquierda exploraba la entrepierna de una doncella. Varios parroquianos ponían monedas de cobre, botellas medio vacias o cigarrillos prendidos en el altar para recibir el don de Bamdar.
Entre la multitud de gente, de la cual existian una gran diversidad que hacía recordar a Asthar en su pequeña estadia en el puerto de Pequeña Quart, pudo encontrar a un Henry un poco descontrolado con el rostro congestionado, el pelo revuelto y vestido con la ropa tipica de Serkonos, la cual se le veía varias manchas de cerveza. No estaba solo, tenía a un lado un elfo oscuro con un aspecto de pocos amigos y a su izquierda a una joven de piel negra, una shoanti de Gristol. Pasados de copas, discutían sobre quién fue el mejor mago de la historia, independientemente a la rama arcana a la que se especializaba. Henry tardó bastante en darse cuenta que Asthar estaba en la cantina pero cuando lo descubrio, se levantó torpemente y alzó su jarra que rebosaba de cerveza negra hacia el mago negro.


- ¡Miren quién nos complace con su presencia! No es ni mas ni menos que Asthar Alarion!

Por cuestiones de idioma, muchos no entendieor ni una sola palabra de lo que dij por lo que muy pocos se dieron la vuelta para ver al mago negro y ,aquellos que lo hicieron, no le dieron demasiado importancia al mago negro. Recordando por enesima vez a los guardianes, el nombre, el apellido y tu prestigio carecía de valor detras de los muros de Jubail.

_________________
Soy tu zorrita bien ardiente papi
Volver arriba Ir abajo
Tomatoide
Rolero experimentado
Rolero experimentado
avatar

Mensajes : 582
Fecha de inscripción : 28/06/2014
Edad : 17
Localización : In llur jart

MensajeTema: Re: Las arenas traicioneras de una tierra lejana [Priv.Tomato]   Jue Ene 21, 2016 12:14 am

No... Esto no puede ser cierto, dime que es una broma maldita sea...
Simplemente me mantuve unos minutos alejados observando a Henry impactado por lo que observaba, tenia una simple y puta mision que cumplir y era de averiguar acerca del otro tipo y esta aqui, desordenado, con olor a cerveza en su ropa platicando estupideces con gente igual de estupida probablemente... Si este tipo no fuera mi guia ya hubiera usado el "don" de bendecirlo pasandolo a mejor vida...
-Mira Henry... Te pedi un simple favor mientras hacia lo demas... Pero te encuentro casi borracho, con un gran olor a cerveza en tu ropa y estas con una cara de imbecil... Camine unos pasos con una gran sonrisa tranquila en mi rostro, le puse mi mano izquierda en su hombro y le dije:
-Bueno, al menos estas muy bien. Lo observe por unos segundos, y sin borrar la sonrisa de mi rostro sorpresivamente conecto mi mano derecha en la quijada de Henry haciendo un gran golpe ascendente.
-¡SOLO TENIAS QUE OBEDECER UNA MALDITA ORDEN! Al gritar eso mi rostro estaba totalmente enfadado, maldito idiota... ¡Deberia saber mejor que nadie la importancia de esta mision!
Mi deseo se cumplio, el elfo con cara de imbecil se levanto y empezo a gritarme en un lenguaje desconocido posiblemente preguntando el porque de mis acciones, y sin dudarlo me dejo ir una gran patada en el pecho que me mando unos pasos hacia atras, pero antes de que me diera cuenta ya se habia levantado otro tipo a regresarle ese golpe... Todo fue simplemente una reaccion en cadena, antes de volver a abrir los ojos varias personas, inclusive mujeres estaban luchando con gran salvajismo, lanzandose botellas de cerveza, trucos sucios, golpes bajos... Esto se convirtio en un gran campo de batalla sin cuartel.
Intentaron pisotearme pero haciendo una pirueta me levante con gran agilidad, mientras me lanzaba a la lucha golpeando a todo aquel que se acercara a mi con golpes en zonas criticas, higado, craneo, orejas, rodillas... Esto es una carniceria, pero si vienen los guardias tendre que esconderme...
Volver arriba Ir abajo
Dobiwoman
Mod
Mod
avatar

Mensajes : 658
Fecha de inscripción : 28/06/2014
Edad : 20
Localización : En la concha de tu madre

MensajeTema: Re: Las arenas traicioneras de una tierra lejana [Priv.Tomato]   Jue Ene 21, 2016 1:04 am

Eso fue completamente inesperado. Henryo quedo tendido en el piso, atontado por el salvaje golpe a traición que recibio por parte de su compañero. Un sabor metalico predominaba en su boca: se mordio parte de la lengua por culpa del golpe y le dolía mucho la quijada. Miró a todos lados en busca de su objetivo y lo único que encontraba era violencia irracional, botellas partidas, sangre en el piso y huesos rotos, muchos huesos rotos. Los sacerdotes se refugiaban detras de la barra, luego de que uno intentara detener la batalla campal y terminase desangrandose con parte de los sesos desparramados en el piso porque le partieron una silla en la cabeza. Desde el piso seguía buscando al objetivo. Tardó bastante hasta poder divisarlo cerca de la entrada . Se levantó con muchia dificultad, las pisadas de las otras personas eran peores que el puñetazo de Asthar. Tambaleandose hasta alla, se abrio paso mediante codazos y golpes. A solo estar un par de metros, le agarró la muñeca a Guldric y se acerco a ella. Era hermosa. Los ojos violeta, el pelo rubio y la piel clara eran caracteristicas clasicas del pueblo de Rhys pero a Henry le costó asimilar que Guldric en esa ciudad-estado y en varias otras partes de Serkonos era usada para ambos sexo.    

- No puedes irte.- Balbuceo Henry-

Mientras la agarraba de la muñeca con la mano izquierda, con la derecha buscó asiduamente el maldito veneno pero cuando lo encontró, justo se le cayó en el piso debido a su torpeza borrachil. Antes de que se le pueda ocurrir algo pata matarla, el estrangulador que acompañaba a Guldric como guardespalda le dio un fuerte golpe en el pomulo derecho, terminando una vez más al piso mientras ellos dos escapaban exitosamente del bar.
Como frutilla del postre, doce guardianes de la ciudad aparecieron de la nada dentro de la cantina con sus espadas llameantes preparadas para el combate. Con fuertes lazos de energía blanca ataban de pies y manos a cualquier violento con el que se enfrentaba o también los paralizaban con poderosos electrochoques. Aquellos que se rehusaban fuertemente o recurrian a la magia, los guardianes no tenían piedad y usaban la fuerza letal. Un solo corte de sus espadas de fuego reducía a cenizas a cualquiera, sea su raza, tipo de magia, etnia o religión. Henry se arrodillo con las manos en la nuca y termino maniatado como los otros responsables de la batalla campal. El combate en cuestiones de minutos fue reprimido por los guardianes aunque todavía quedaba Asthar Alarion, el que empezo todo el caos.
Los doce guardianes rodearon al mago negro y aplicaron potentes electrochoques en distintas pares del cuerpo para paralizarlo y, de paso, castigarlo un poco. Uno de los guardias se acercó a un Asthar un poco chamuscado y le dijo


- Rendirse es una gran opción, no tiene oportunidad contra nosotros doce. 

Luego se alejó y en un tono muy solemne le dijo a todos:

-Todos ustedes son una verguenza para las dioses. Han derramada sangre en su ciudad y mataron a un fiel siervo de Bamdar. Perturbaron la paz de Jabuil con esta violencia sin sentido. La muerte sería el menor de los castigo que pueden recibir por este sacrilegio.

_________________
Soy tu zorrita bien ardiente papi
Volver arriba Ir abajo
Tomatoide
Rolero experimentado
Rolero experimentado
avatar

Mensajes : 582
Fecha de inscripción : 28/06/2014
Edad : 17
Localización : In llur jart

MensajeTema: Re: Las arenas traicioneras de una tierra lejana [Priv.Tomato]   Jue Ene 21, 2016 1:27 am

Seguia luchando arduamente contra todo aquel que intentara hacerme daño y lo noqueaba con una gran facilidad, incluso sin usar magia mis golpes eran dañinos y inflingian un gran daño, pero obviamente esto no iba a durar y hasta asesinaron a una persona que era un sacerdote, por lo cual estoy en serios problemas.
-¿Rendirse?... Fue lo que dije mientras estaba todo electrocutado, estos doce tipos seran un problema pero no estoy para luchar, pude observar claramente como Henry intento asesinar a esa chica, y para que haya usado el veneno es porque ese es nuestro otro objetivo...
-Te has equivocado de guerrero amigo... En silencio susurraba "Libertatem ad dirigendos pedes nostros umbras , Passage tenebrarum !" como si estuviera rezando rapidamente, mientras me dejo caer hacia mi sombra, pero en vez de tocar el piso simplemente soy absorvida por esta y al mismo tiempo que soy absorvido esta desaparece sin dejar rastro de mi presencia, como si hubiera desaparecido adentro de mi sombra, estoy en el mundo Oscuro... El mundo donde los magos negros que saben manejarse por la oscuridad pueden entrar y salir de cualquier sombra o zona oscura que este cerca... Pero no quiero escapar, invocando 12 cadenas oscuras hago que aparezcan exactamente de las sombras de esos guardianes inyectando un veneno que les hara perder su magia, su resistencia fisica, y el conocimiento en cuestion de 20 segundos de manera rapida y segura, ojala los demas logren escapar...
-Ven conmigo Henry. Salgo de su sombra, lo agarro fuertemente y lo absorbo hacia adentro de su sombra. -Por nada del mundo te sueltes de mi Henry, o te perderas... Y si se pierde sera dificil encontrarlo, intentando alejarme de la zona apareci por un callejon oscuro por la misma direccion de donde huyo esa mujer, saliendo del mundo Oscuro con Henry.
Tsk... Este viaje ha consumido demasiada magia... Nunca suelo entrar al mundo Oscuro y mucho menos con compañia que hace que requiera usar mas magia... Recobra los sentidos Henry, es hora de buscar a esa mujer y asesinarla... Ugh... Estaba un poco mareado definitivamente, este es un hechizo algo "basico" que se usa en momentos de escape, pero es rapido... Mientras mas tiempo se pase en ese mundo mas magia se ocupa, y si uno se queda sin magia... Simplemente se perdera y quizas el mago nunca encuentre salida definitivamente...
Volver arriba Ir abajo
Dobiwoman
Mod
Mod
avatar

Mensajes : 658
Fecha de inscripción : 28/06/2014
Edad : 20
Localización : En la concha de tu madre

MensajeTema: Re: Las arenas traicioneras de una tierra lejana [Priv.Tomato]   Jue Ene 21, 2016 4:23 am

A Henry no le importaba nada de lo que estaba pasando. La furia lo enceguecio y nada o nadie podía aplacarlo. La ira por esa situación de mierda se convirtio en un antidoto para su pseudo borrachera.

- Lo arruinaste todo, TODO. Sos una mierda, un pedazo de mierda que no sabe nada más que golpear. Tenía a la chica a nuestra merced, solo teníamos que acercanos amigablemente a ella y ponerle de forma discreta el veneno pero el señor "NO DEJO HABLAR A MI COMPAÑERO AUNQUE HAYA TOMADO UN POCO" lo tuvo que arruinar con su ego de mierda y su maldito complejo de superioridad. Mientras TÚ ibas tranquilamente al Banco y recogias las cosas del templo, yo seguía a esa chica como un maldito perro faldero durante un par de schulz. ¡Destruiste todo mi MALDITO plan!

Aprovechando que estaba mareado, le devolvió el mismo golpe que le hizo en la quijada. Luego le destrozó la nariz, le partió la ceja izquierda y le destrozó la boca, todo a golpes. Antes de seguir atacandolo, un guardian aparecio detras de Henry y lo noqueó de un golpe en la nuca. Dos guardianes más surgieron de las paredes, rodeando a Asthar. Esos tres no eran los mismos que se encontraban incosciente en la cantina, cantina que fue cercada con poderosos muros de energía blanca para evitar que escapen los responsables de los hechos.
El guardian que dejo incosciente a Henry decidio hablar:


- ¿Te burlas de nosotros? ¿En serio crees que te vas a deshacer tan facil de nosotros? Aparte de perturbar la paz de Jubail y de escapar de la autoridad, usas magias contra nosotros. Pero te tengo que contar algo, muchacho. Esta es nuestra ciudad y no hay lugar en donde esconderse o correr. Para entrar aquí hiciste un juramento ante los ojos de todos los dioses ¿Lo recuerdas? Bueno, sufriras las consecuencias de no cumplir ese juramento.

Los tres volvieron a atacarlo con electrochoques para luego aprisionarlo en poderosos lazos de energía blanca que quemaban la esencia oscura de Asthar. Mientras tanto, a pocos metros de allí, Guldric y su guardespalda se encontraban arrodillados y con ambas manos en la nuca, entregandose a las autoridades.

_________________
Soy tu zorrita bien ardiente papi
Volver arriba Ir abajo
Tomatoide
Rolero experimentado
Rolero experimentado
avatar

Mensajes : 582
Fecha de inscripción : 28/06/2014
Edad : 17
Localización : In llur jart

MensajeTema: Re: Las arenas traicioneras de una tierra lejana [Priv.Tomato]   Dom Feb 07, 2016 2:14 am

Recibia sus golpes sin resistencia alguna, en ningun momento pense que esta escoria estaria haciendo un movimiento para acabar con nuestro objetivo, ni mucho menos que era una mujer a quien buscabamos, por eso detesto que no nos den informacion, pero aunque pensaba que iba a poder escapar tan facil no fue asi... Esto no salio como lo esperaba, Henry noqueado... Estos malditos y sus magias extrañas... No tengo otra opcion.
-Yo inicie la pelea pero no asesine a nadie... Me aguantaba mis gritos de dolor, pero aun asi no me iba a desmayar por esto, con mi lengua tocando el paladar la frote dos veces hasta que una pequeña y diminuta pildora cayo, estaba pegada y siempre la tengo en casos de emergencia... Me la trague, y pude sentir como mi magia rebosaba una vez, esta pildora hace que por un dia mi regeneracion de mana se quintuplique, asi que ahora por un dia no tendre un problema de energia... Pero por 3 dias no tendre magia, como odio utilizar esto...
-Ustedes no eran mis objetivos... Pero todo eso ha cambiado ahora... Ustedes seran los que querran escapar ahora.
Estaba siendo torturado, pero no me importa, el dolor es bueno, empece a recitar una oracion en voz baja, pero poco a poco el ambiente fue cambiando, todo se empezaba a tornar mas oscuro, hasta que de repente se me escucho decir en voz alta:
-Magia del Vacio... Blanco y Negro. Al decir esto, toda persona que estuviera observando la escena empezaria a perder la vision de los colores, como si fuera absorbida por los mis ojos rojos, lo extraño es que incluso la magia se perdio, todo aquel ser que me observo perdio su magia, fue absorbida por el vacio de mis ojos... Y todo aquel que me mire a los ojos la perdera.
Ya estaba liberado, ya no podian usar su magia, estan vacios totalmente, los observe con una mirada seria y asesina.
-No saben como odio tener que utilizar esta magia... Aun con la pildora me llego a cansar pero esto no durara mucho... Cumpliran las consecuencias de meterse con el mago equivocado, devoralos, interminable oscuridad, ¡LLEVALOS AL VACIO! Chasquee los dedos dos veces, en lo que empezo a aparecer una extraña niebla que empezaba a cubrir a los guardias rapidamente, estaban siendo capturados por el mismo Vacio, siendo llevados a una dimension en donde probablemente su existencia desaparecera de todo el universo conocido...
Observe que metros lejos de nuestra posicion estaban aquellos dos, en este estado no puedo utilizar magia normal mas que de el vacio... Me acerco a ellos dos sin decir ni una palabra, hasta tenerlos enfrente.
-Diganme... ¿Que es lo que han hecho ustedes para ganarse el odio de Lord Galliwyx? Su respuesta decidira si viviran o no.
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Las arenas traicioneras de una tierra lejana [Priv.Tomato]   

Volver arriba Ir abajo
 
Las arenas traicioneras de una tierra lejana [Priv.Tomato]
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 2 de 6.Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente
 Temas similares
-
» tierra de espectros en la tierra (poveglia Italia/ priv. espectros)
» LO QUE ME REGALÓ LA MADRE TIERRA ESTE DOMINGO
» duda toma tierra compartida en previo de phono
» custom de tusken raider o morador de las arenas por aleisterlovage
» La tierra es de quien la trabaja

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Leyendas del roleo :: Rol :: Rol de Fantasía-
Cambiar a: